Presidentes sudamericanos exigen a países europeos que se disculpen con Morales

Los presidentes de Bolivia, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela exigieron este jueves en una declaración en Cochabamba que Francia, España, Portugal e Italia se disculpen y den explicaciones por haber prohibido temporalmente el libre tránsito aéreo del avión del gobernante boliviano Evo Morales, por sus sospechas de que en la nave viajaba el prófugo estadounidense Edward Snowden.

“Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España que presenten las disculpas públicas correspondientes, en relación a los graves hechos suscitados”, señaló la declaración que fue leída por el canciller boliviano David Choquehuanca al concluir una reunión de mandatarios convocada de urgencia en la ciudad de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

Más temprano

Cinco presidentes de Sudamérica se reúnen este jueves en Cochabamba, centro de Bolivia, para respaldar a su par Evo Morales, quien sufrió el cierre temporal del espacio aéreo por parte de cuatro países europeos, por sospechas de que transportaba al prófugo estadounidense Edward Snowden.

La cita presidencial es para dar “un apoyo incondicional al gobierno de Bolivia, al Estado plurinacional de Bolivia, frente a esta desproporcionada e injusta agresión de Estados Unidos y sus aliados europeos”, Francia, España, Italia y Portugal, afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

En territorio boliviano se encontraban los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Nicolás Maduro (Venezuela), José Mujica (Uruguay), Dési Bouterse (Surinam) y Cristina Kirchner (Argentina).

Brasil, Perú, Chile, Colombia y Guyana enviaron representantes para participar del cónclave.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, está regresando a su país desde Suiza y el presidente de Paraguay, Federico Franco, no fue invitado porque su país está suspendido de la Unasur desde que fuera destituido el presidente Fernando Lugo en junio del año pasado.

Antes de la cita oficial, los mandatarios de Argentina, Ecuador y Venezuela participaron de una asamblea de movimientos sociales bolivianos oficialistas que expresaron su apoyo a Morales.

En ese encuentro informal, Maduro denunció que mantuvo una conversación telefónica con un ministro, a quien no identificó, de uno de los cuatro países que cerraron temporalmente su espacio aéreo al avión presidencial boliviano, quien le habría revelado que fue la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) la que les dio esa orden.

“Un ministro de uno de estos gobiernos europeos nos dijo personalmente por teléfono que ellos iban a pedir disculpas, porque ellos fueron sorprendidos y (reveló) que quien dio la orden a las autoridades aeronáuticas de su país y que dijo que en ese avión iba el joven (Edward) Snowden fue la CIA”, señaló Maduro.

Correa, por su lado, cuestionó a sus colegas ausentes, pues indicó lo sucedido a Morales en Europa ameritaba una cumbre de Unasur.

“Si lo ocurrido no justifica una reunión de jefes de Estado de nuestra América, nuestra Sudamérica ¿qué lo justifica?”, se preguntó el mandatario ecuatoriano.

Por otra parte, la presidenta argentina exigió las disculpas de los países europeos involucrados en el incidente.

“Quiero solicitarles muy serena, pero muy seriamente, a quienes han violado el derecho, que subsanen y se hagan cargo de los errores cometidos, que pidan perdón alguna vez en su vida por lo que han hecho”, señaló Kirchner.

El mandatario colombiano no asistió a la cita en Cochabamba pero se solidarizó con su par boliviano, aunque llamó a evitar que el incidente ocurrido “se convierta en una crisis” con Europa.

“Nos solidarizamos con Evo Morales, porque es inaudito lo que le hicieron, pero no permitamos que se convierta en crisis diplomática AL (América Latina) con UE”, escribió Santos en su cuenta en la red social Twitter.

Cierre de embajada de EEUU

Previo al inicio de la reunión oficial de presidentes y representantes este jueves en Cochabamba, Morales anunció que estudiará cerrar la embajada de Estados Unidos en Bolivia para evitar una presunta conspiración interna.

“Vamos a estudiar, si fuera necesario, cerrar la embajada de Estados Unidos en Bolivia, no necesitamos embajada de Estados Unidos en Bolivia”, afirmó el mandatario.

“No me temblaría la mano para cerrar la embajada de Estados Unidos, tenemos dignidad, soberanía, sin Estados Unidos estamos mejor políticamente, democráticamente”, dijo Morales, quien en 2008 echó del país al embajador estadounidense y a la agencia antidrogas DEA acusándolos de conspirar contra su gobierno.

Europeos sospechaban que Morales llevaba a Snowden

En varios países del mundo continuaron este jueves las reacciones de rechazo a la decisión de Francia, Italia, Portugal y España de cerrar su espacio aéreo a Morales en su viaje de Rusia a Bolivia, por la sospecha de que llevaba a Snowden en la aeronave.

Snowden, ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), solicitó asilo político a 21 países tras retirar su solicitud a Rusia por la condición que le imponía el presidente Vladimir Putin de cesar sus denuncias, pero los únicos que hasta el momento se declararon dispuestos a considerar su pedido fueron Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Rusia también condenó la decisión de Francia, España y Portugal de haber cerrado su espacio aéreo al avión de Morales.

Anteriormente condenaron por separado el incidente los presidentes y gobiernos de Chile, México, Costa Rica, Nicaragua, Cuba, Brasil, Perú, Paraguay y la Organización de Estados Americanos.

El Mercosur se declaró este jueves indignado por el incidente y consideró el suceso como una “grave ofensa” al bloque regional, según un comunicado difundido en Montevideo.

El mandatario paraguayo opinó en Asunción que “ha sido lamentable y bochornoso lo que ha ocurrido con el presidente Morales”.

El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán, afirmó en Lima que “Morales merece recibir las excusas correspondientes por parte de todos los países europeos involucrados, aunque alguno de ellos ya lo han ido haciendo”.

No bastan las disculpas

Pero “no bastan sólo las disculpas”, afirmó Morales este jueves y acotó que su país llevará a los responsables a tribunales internacionales, porque lo que sufrió -insistió- es una violación de tratados internacionales.

La furia boliviana persiste aunque París ofreció sus disculpas, Madrid dijo que no hubo ninguna prohibición y Roma y Lisboa no dieron hasta el momento una explicación oficial.

AFP