Villanos que sucumbieron al bien (Imágenes)

Gru, el malo malísimo de la película de los minions que dedicaba su vida a idear los más pérfidos planes, ha dejado atrás su vida de villano. Dedicado en exclusiva a criar a Margo, Edith y Agnes, aprovechará ahora sus conocimientos tras ser contratado por una organización mundial ultrasecreta que lucha contra el mal, y que le encarga la misión de descubrir al malhechor responsable de una terrible fechoría, reseña HoyCinema.com

La nueva producción de Illumination Entertainment contará con la voz de Florentino Fernández como Gru, mientras que la astuta gente Lucy, ayudante del ex villano, estará doblada al castellano por Patricia Conde. La nueva obra de Chris Meledandri y su equipo de animación dispondrá de la colaboración de Xuso Jones, que ha compuesto una canción para la ocasión.

Como hemos comprobado con Gru, del mal al bien hay un paso. Pero no es el primero. Estos fueron los malos malísimos de películas de animación que cayeron en las redes del bien:

La Bestia en «La bella y la bestia»

La arrogancia del joven y apuesto príncipe que era anteriormente la Bestia, desata la furia de una hechicera, que ante su soberbia y altanería lo convierte en un monstruo en un día de tormenta. La única opción para ser liberado del hechizo es la de encontrar una dama que lo ame antes de cumplir los 21 años.

Cuando Maurice, padre de Bella, deambula alrededor del castillo en busca de refugio, la Bestia lo secuestra. Bella ofrecerá cambiarse por su padre para liberarlo, y durante su estancia en el castillo, los sirvientes del castillo intentarán convencer a su amo y así romper el hechizo. A pesar de las discrepancias, la convivencia y la compasión de Bella, unidas al cambio de carácter de la Bestia, mucho más educado y amable, consiguen que ésta se termine enamorando de él, rompiendo de esta manera el hechizo.

Iago en «Aladdin» y «El retorno de Jafar»

Iago es el ayudante del maléfico visir Jafar. Comprado en el bazar de Ágrabah, le apoya en todos sus malignos planes y conspiraciones contra el Sultán. Aladdín, enamorado de la princesa Yasmin, entra al servicio del visir para recuperar la lámpara mágica. Una vez rescatada, con la ayuda del Genio, destrona al visir, y consigue el amor de su hija.

En la segunda parte de Aladdin, Jafar y Iago son encerrados en la lámpara y desterrados al desierto. El loro consigue escapar, y acude a palacio, convenciendo a Aladdin de su bondad tras salvarle la vida ante el ladrón Abis Mal. Mientras Jafar busca la manera de recuperar el trono por todos los medios, Iago actúa en favor de Aladdín, Yasmin y el Genio, evitando la muerte del primero a manos del visir.

Kovu en «El rey León 2»

Kovu es hijo de Zira, una de las más fieles seguidoras de Scar. Tras el intento fallido de Scar, en El Rey León, de asesinar a Simba y ocupar su puesto como sucesor de Mufasa, el clan de seguidores del villano es desterrado. La madre de Kovu entrena a su hijo a conciencia para que continúe la labor de Scar, muerto tras su enfrentamiento con Simba, con el que Kovu intentará acabar.

El hijo de Zira conoce accidentalmente a Kiara, hija de Simba y Nala, de la que se hará amigo tras un incidente con unos cocodrilos. Su madre intentará utilizar esta amistad para matar al rey león, a lo que finalmente Kovu se niega. Zira intenta terminar el plan por su cuenta, pero su hijo detiene la pelea y consigue crear la paz y reunir a las dos manadas.

Flynn Rider en «Enredados»

El apuesto Flynn Rider es un bandido del reino que dominan los padres de Rapunzel. La princesa vive secuestrada por Gothel en una torre, en el intento de preservar su propia juventud gracias al encantamiento del pelo dorado de Rapunzel, que mide 21 metros.

En el intento de robo de la corona de Rapunzel, Flynn Rider descubre a la chica en lo alto de la torre al intentar traicionar a sus compañeros. Ambos sellan un pacto, por el cual el bandido recuperará la corona si ayuda a la joven princesa a volver a casa sana y salva.

Megara en «Hércules»

Hades es el señor del inframundo. En sus planes de destruir al dios Zeus se interponeHércules, su hijo, quien puede suponer una amenaza cuando los planetas se alineen después de cumplir los 18 años. Los planes para acabar con el hijo de Zeus no prosperan, y finalmente decide utilizar a Megara.

Meg es una esclava de Hades, tras vender su alma para salvar la vida de su ex novio, que finalmente le abandona por otra. El señor del inframundo le da la misión de seducir a Hércules, y usa a Meg para dejar al hijo de Zeus sin fuerza durante un día. Hércules lucha entonces contra el cíclope enviado por Hades, al que vence con su astucia y con la ayuda de su entrenador Phil, con el que se había enfadado previamente, pero que recuperó Meg para la causa.

El cíclope es derrotado, pero su caída provoca un terremoto que destruye una columna que amenaza con caer sobre Hércules. Meg se interpone para salvarlo, y muere aplastada. El hijo de Zeus vence a los titanes enviados por Hades en el Olimpo, y salva la vida de Meg. Finalmente Hércules rechaza la posibilidad de entrar en el reino de los dioses, sueño que había perseguido durante toda su vida, para vivir terrenalmente junto a su amada Megara.