Autora de la broma a Kate demanda a la emisora australiana

La locutora que participó en la broma telefónica sobre la duquesa Catalina, que acabó con el suicidio de una enfermera, ha demandado a su empleador por privarla de un ambiente laboral seguro tras el suceso, informó hoy la prensa australiana.

La presentadora Mel Greig presentó la queja esta semana ante la Comisión de Empleo Justo de Australia contra el grupo mediático Southern Cross Austereo, propietario de la emisora “2DayFM”, según el diario “The Advertiser”.

Greig evitó dar detalles sobre la demanda, indicó el rotativo, según el cual, ambas partes buscarán en los próximos días un acuerdo de forma confidencial en una reunión de conciliación antes de que el caso pase a los tribunales.

Mel Greig y Michael Christian llamaron en diciembre pasado al hospital King Edward VII de Londres haciéndose pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos para conseguir información sobre el embarazo de la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo.

La llamada fue atendida por la enfermera Jacinta Saldanha, que transfirió la comunicación a otra compañera, quien dio detalles del estado de salud de Catalina a los locutores.

Días después de la llamada, que fue grabada y difundida por la emisora “2DayFM”, Saldanha se suicidó en su vivienda en Londres.

Christian volvió a su puesto de locutor en febrero pasado y fue premiado como el mejor locutor del grupo mediático, mientras que Greig aún no se ha reincorporado a su trabajo.

Un familiar de la locutora dijo al diario que Greig ha pasado por una situación “muy difícil”, mientras que Southern Cross Austereo indicó que ha dado los pasos necesarios para que la presentadora se reincorpore cuando ésta lo crea conveniente. EFE