Diego Arria denuncia nueva modalidad de apartheid político

El ex embajador ante la ONU y Gobernador de Caracas cuestiona la censura que se intenta poner a quienes expresan libremente su visión respecto a la estrategia que se utiliza para promover un cambio en el país. “Capriles insinúa que quienes no aprobamos todo lo que él dice, no somos democráticos y eso es inaceptable”.

“La alternativa democrática la conformamos todos los venezolanos que durante años hemos luchado por rescatar al país de la barbarie a la que está sometida”, señaló Diego Arria, venezolano en ejercicio de su ciudadanía, en respuesta directa, contundente y amplia a las recientes declaraciones ofrecidas por el Gobernador de Miranda y ex candidato a la presidencia de la república, Henrique Capriles.

“Vi el programa Venezuela Somos Todos, (que conduce Capriles por su canal en Internet y promociona constantemente vía Twitter) como hago cada martes, y luego leí y releí las declaraciones, que recibo con alarma, preocupación y temor”.
Arria concluye que según Capriles habría dos oposiciones. “Una, la que no discute su conducción; que sería la Alternativa Democrática que él representaría, y otra oposición “que critica a la oposición (?) y que destruye la unidad,” que, por descarte, no sería democrática.

Arria, quien ha defendido los intereses del país a lo largo de su trayectoria, en y fuera de Venezuela, señala que esta modalidad de apartheid político traerá nefastas consecuencias para un país que de por sí depauperado, entre otras cosas por la aplicación de listas de disidentes, como la Maisanta. No solo se profundiza una división innegable de criterios y estrategia; sino que en adición –y mucho más grave- se le estaría entregando al régimen a voceros de la oposición que Capriles insta a formar tienda aparte; es decir, aquellos que no hacen filas en lo que él llama la Alternativa Democrática.

Para Arria, opositor e innegable crítico de este gobierno, continuación del perverso anterior; esta declaración es una copia del modelo según el cual solo son buenos los que siguen a pie juntillas al líder, sin derecho a disentir. Como decía Chávez “Patriotas son los que me siguen –los demás traidores”. “Sin dudas me alarma igualmente que el gobernador Capriles indique que se debe “revisar el exceso de criticas” ¿Cómo es eso?, ¿Qué implicaciones tiene? Disciplina partidísta?, se pregunta.

“Por otra parte, Capriles invita a quienes criticamos la visión, la forma y el fondo de la conducción actual a salir del Twitter, con lo que olvida que ese medio es el único que por ahora queda en el país. Él mismo adelanta una campaña en función de medios de comunicación alternativos, porque ahora sabe lo que significa ser excluido, lo que implica no gozar de los privilegios de su canal amigo.

Línea inmodificable

Según el autor del libro Venezuela, la hora de la Verdad, lo más peligroso es que apropiarse el de lo que Capriles califica como “Alternativa Democrática” se está gritando que los otros segmentos de la oposición no son democráticos, con lo cual le entrega al régimen insumos para procesar a los que, en nuestro mismo entorno, se les considera de oposición, pero no democráticos.

“Capriles dicta la línea, y ésta debe ser inmodificable”, es lo que se desprende de una triste declaración; que por citar un ejemplo, se desvanece con la acción de los sectores universitarios; que se mantuvieron fieles a sus principios; e incluso lo obligaron a marchar junto a ellos, a pesar de su petición inicial de desistir de su propósitos.
“En cuanto a su llamado a hacerle propuestas:

“El 15 de abril le escribí a Capriles la importancia de no desmovilizar a la gente en la marcha que el había ofrecido encabezar, pero que la limitara a hacerla hasta Chacaíto.

Capriles aludió entonces el peligro de infiltrados que podria acabar en un baño de sangre y pidió a la gente quedarse en sus casas y drenar su “arrechera” a punta de cacerolas.

Le dije igualmente, antes de su viaje a Bogotá la urgencia de que el fuese a varias capitales a reunirse con gobiernos, parlamentarios, medios, empresarios, etcétera, para demostrar la ilegitimidad de Maduro producto de un fraude electoral”, recordó.

“Hace más de dos años propuse convocar una Asamblea Constituyente y ahora él mismo comienza a hablar de ella; también dije que había que elegir un gobierno de transición como hoy creo que se debe convocar una Consulta Nacional sobre si debemos o no convocar aquella Constituyente y otros aspectos de trascendencia”. He sido más que proactivo; aun cuando mis planteamientos hayan sido considerados radicales, o peor aún –ahora entiendo-, fuera de la alternativa democrática.
“La falta de acción de Henrique Capriles y de la MUD serían en todo caso las que están deteriorando la unidad. Capriles no es la única persona de la Alternativa Democrática. Ni es la oposición. Está muy equivocado. Reitero, la Alternativa Democrática somos todos los que venimos luchando por rescatar el país todos estos años”.

Yo le diria al Gobernador Capriles que si quiere conocer mis propuestas que se lea mi libro Venezuela La Hora de La Verdad y que vea mi Cafecito 35 ”Capriles Ganó” (porque yo si lo sigo creyendo y defendiendo) http://www.youtube.com/watch?v=AwL4XvK5pOM&feature=c4-overview&playnext=1&list=TLbEXb1fG5XbY

Y que de paso abra su propio portal en el exterior Free Venezuela porque veo que olvida que soy vocero principal del medio que lo promueve y apoya en el mundo desde su primera campaña pesidencial. (http://freevenezuelanow.org/about-us/)

Para Arria, “Seguramente el legado más perverso que dejó Hugo Chávez fue promover la división y la confrontación entre los venezolanos, así como la imposición del pensamiento único, lo que llevó a un culto a la personalidad sin precedentes. El líder no se equivoca y cualquiera que disienta o critique se convierte en el enemigo”. Legado imperdonable; que peligrosamente pretende repetirse en otro escenario, con otros actores