La Policía de Amazonas pasó a manos del Gobierno

La tarde de hoy una comisión nacional llevo a cabo la intervención y suspensión temporal de la policía de Amazonas. Tal como lo había anunciado, el presidente Nicolás Maduro en su visita al estado el pasado lunes.

La comisión estuvo encabezada por el viceministro de seguridad ciudadana del Ministerio de Interiores, Justicia y Paz, G/D Marcos Rojas Figueroa, la fiscal nacional 32 Dra. Lusay Bueno, la fiscal superior del estado Amazonas Dra. Thaimyli Veliz, el General de División del estado Amazonas Hugo Carrión, él sub director nacional del CICPC Douglas Rico; entre otros funcionarios, además de un gran número de simpatizantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Rojas Figueroa, al ser abordado informó que están actuando de acuerdo a la Ley, la intervención de la Policía de Amazonas es “para investigar los crímenes y la corrupción en la entidad”. Además dijo tener denuncias de violación de derechos humanos por parte de algunos funcionarios. Explicó que la intervención será por tres meses prorrogables, donde se elaborará un informe por el equipo que se encuentra a cargo a partir de la intervención, el cual posteriormente será entregado al Presidente de la República.

Por su parte, el director de la policía del estado Amazonas, Manuel Bravo, dijo haberse enterado de la intervención días antes, por ello estaban preparados para recibir la resolución, donde se explica los motivos de la intervención. Sin embargo, manifestó que le extrañó la forma en que hicieron la toma de las instalaciones, ya que la policía del estado Amazonas se ha considerado como una de las más pacificas del país.

Además explicó que están prestos a colaborar en lo que sea necesario para que cumplan con la misión asignada a la comisión interventora. Al mismo tiempo, expresó su satisfacción por ser tomados en cuenta a nivel nacional, ya que el gobierno nacional no manda el presupuesto necesario a la Gobernación Indígena para los pagos de los policías.

También esperan ser dotados de uniformes, vehículos, motos y otros elementos necesarios para el buen funcionamiento, acentúo “si la intervención es para esto bienvenida sea”.

Del mismo modo, aseguro que tienen algunas dudas, sobre ciertos puntos plasmados en el informe, por los cuales se van a dirigir a los entes competes para ser aclarados, en función de verificar las denuncias de violaciones a derechos humanos que presuntamente pesan sobre este organismo de seguridad; las cuales supuestamente llevaron a la intervención de la Policía del estado Amazonas.