Rafael Olavarría: ¿Por qué Snowden? ¿Por qué Venezuela?

Estamos frente a este probable escenario en el que nuestro país le otorgue el asilo político a Edward Snowden. Tanto Venezuela como el ex contratista de la Agencia Central de Inteligencia han mostrado un interés recíproco.

¿Por qué a Snowden le interesa Venezuela?

Snowden no quiere ir preso y entiende que el especial interés que tiene Estados Unidos en llevarlo a juicio por la información que ha divulgado le da un importante peso dentro de la política internacional. Ha sido bien asesorado sobre la tradición del asilo en América y ha identificado a los actores antiestadounidenses.

Nicaragua y Bolivia lo aceptarían, ¿por qué eligiría Venezuela? Es simple: entre los países de la ALBA que se caracterizan por las posturas más radicales contra Estados Unidos, nuestro país es el de mayor peso político y económico, con importantes alianzas con Gobiernos de otras regiones de corte “antiimperialista”. Además es menester resaltar el peso del Derecho Internacional: nuestro país firmó y ratificó la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, en cambio, Nicaragua y Bolivia no la han ratificado, por lo que no son Estados Parte de este instrumento.

¿Por qué a Venezuela le interesa Snowden?

Venezuela no tiene el mismo liderazgo regional que tenía en momentos de Chávez. Nicolás Maduro no tiene el poder ni la legitimidad que el fallecido Presidente gozaba a nivel interno y externo. La crisis de liderazgo que vive lo lleva a plantearse escenarios en los que pueda polarizar fuerzas a su favor.
Snowden es un trofeo para Venezuela. El Gobierno quiere lograr con el estadounidense que Venezuela retome el liderazgo latinoamericano de las fuerzas de izquierda radical, además de obtener a lo interno mayor aceptación dentro de los simpatizantes oficialistas. Sumado a esto, Maduro puede ver en un posible escenario de enfrentamiento diplomático con Estados Unidos, la justificación de la crisis que se viene acentuando en nuestro país, culpando de manera más fácil y con mayor fundamento a ese enemigo externo que Chávez también necesitó en su momento para cerrar filas a su favor.

Preguntas que vale la pena plantearse:

¿Snowden denuncia a un país porque espían a la población y pide asilo en uno donde las grabaciones ilegales son un modo de hacer política?

Maduro critica que quieran llevar a juicio a Snowden. Pregunta hipotética: ¿Dejaría Nicolás en libertad a un empleado del SEBIN que vaya a Israel a revelar los secretos de inteligencia de su Gobierno? ¿No pediría su extradición?

Lo político sigue privando sobre lo moral.

@RafaelOlavarria