Rohani prestó juramento y dijo a Occidente que la única solución es el diálogo

El presidente iraní Hasan Rohani dijo este domingo a los países occidentales que la única solución con Irán es recurrir al diálogo y no a las sanciones, en un discurso tras prestar juramento ante el Parlamento.

(foto AFP)

“No se puede doblegar al pueblo iraní (acerca de sus derechos nucleares) con sanciones ni amenazas de guerra, la única solución para interactuar con Irán es el diálogo en un pie de igualdad y en el respeto mutuo para terminar con las hostilidades”, declaró el moderado Rohani, dirigiéndose a los Occidentales, que desde hace un año impusieron sanciones económicas sin precedentes que estrangulan la economía del país.

“Si quieren una respuesta apropiada, no utilicen la lengua de las sanciones sino la del respeto”, insistió.

En su discurso pronunciado al día siguiente de su investidura, aseguró por otra parte que “la República islámica de Irán quiere la paz y la estabilidad en la región”.

“Irán está contra todo cambio de los regímenes políticos o de fronteras a través del uso de la fuerza o mediante intervenciones extranjeras”, agregó.

Insistió además en que el 14 de junio, día en que resultó electo en la primera vuelta, “los electores votaron a favor de la moderación y contra el extremismo”.

Rohani concluyó su discurso presentando la lista de miembros de su gabinete, integrado por tecnócratas que en su mayoría fueron miembros de los gobiernos del expresidente moderado Akbar Hashemi Rafsandjani (1989-1997) y del expresidente reformista Mohamad Jatami (1997-2005).

El presidente del parlamento Ali Larijani afirmó que el voto de confianza tendrá lugar dentro de una semana. Por primera vez, responsables extranjeros fueron invitados a asistir a la ceremonia de investidura.

Una decena de presidentes, en particular los de Afganistán, Pakistán, Tadjikistan, Turkmenistán, Kazajstán, Armenia y Líbano, estuvieron presentes.

El presidente de Sudán Omar al Bashir, cuya presencia también estaba prevista inicialmente, se vio obligado a regresar a su país tras la negativa de Arabia saudita de autorizar el sobrevuelo del avión que los transportaba.

Hasan Rohani, séptimo presidente de la República islámica de Irán, asumió sus funciones el sábado en una ceremonia presidida por el Guía de la Revolución, el ayatolá Alí Jamenei.

La primera decisión de Rohani el sábado fue nombrar al cargo de jefe de gabinete a Mohammad Nahavandian, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Irán, un economista formado en la Universidad George Washington de Estados Unidos.

El sábado, Rohani aseguró que su gobierno trabajará para “levantar las injustas sanciones” adoptadas por los países occidentales contra Irán.

Mi gobierno “tomará importantes decisiones para elevar la posición de Irán en base a los intereses nacionales y levantar las sanciones injustas” impuestas al país, declaró Rohani en su primer discurso presidencial.

Estados Unidos dijo el domingo que será “un socio que demostrará su buena voluntad” entorno al programa nuclear iraní si el nuevo gobierno en Teherán “elige comprometerse de forma substancial y seria con las obligaciones internacionales”, afirmó la Casa Blanca.

“La investidura del presidente Rohani representa una posibilidad para Irán de actuar rápidamente para calmar las profundas preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear”, agregó.

Rohani, de 64 años, fue elegido el 14 de junio con 51 % de los votos para un mandato de cuatro años. Sucedió a Mahmud Ahmadinejad, cuyos ocho años de presidencia estuvieron marcados por numerosas tensiones con Occidente, especialmente en torno a su programa nuclear. AFP