Estas son las películas que jamás deberías ver

Una encuesta de la entrevista Empire entre sus lectores arrojó este listado como las 20 peores películas de la historia.

Batman y Robin: “Triplicó en votos a su principal competidora entre las peores. Desde el diseño neón de los trajes y el sobre explotado guión hasta los infames ‘batipezones’, esta película se ha convertido en un sinónimo de mala producción y asesina de franquicias”.

Battlefield Earth: “Battlefield Earth tiene a John Travolta como un alien de 3 metros de altura, a Forest Whitaker como su tontarrón compañero y a Barry Pepper salvando al mundo. Relato y montajes ridículos y hasta afeminados, con intentos de actuación serios”.

The Love Guru: “Una comedia tan mala que nos hizo preguntarnos si alguna de las interpretaciones previas de Mike Myers habían sido graciosas alguna vez. Cuando el eje central de tu comedia son elefantes teniendo sexo, algo está verdaderamente torcido”.

“Raise the Titanic fue tan cara que su productor famosamente bromeó que habría sido más barato bajar el nivel del Atlántico, este Titanic fracasó en taquilla y causó que el autor Clive Cussler, sobre cuyo libro se basó la película, le negara a Hollywood sus libros por 20 años”.

“Epic Movie es una colección perezosa de recreaciones de escenas de éxitos de taquilla y, sin ninguna razón obvia, con un toque de Nacho Libre y Borat, pero con un humor escatológico añadido. Incluso, si eso fuera perdonable, el desperdicio de talento como Crispin Glover y Kevin McDonald no lo es”.

“En Heavens Gate, hay cinco minutos ininterrumpidos en los que tocan el violín -con patines puestos- y Jeff Bridges vomitando, también en patines. Pero es un ‘western’, ¡Imagínense!”

Sex Lives of the Potato Men: “Dos repartidores de papas fritas que sueñan con sexo salvaje y mujeres fáciles y, en cambio, caen en la grosería, la misoginia y chistes crudos. Todo eso podría, tal vez, estar bien si fuera chistoso.”

The Happening: “¿Cómo podría salir todo mal para estos cineastas tan talentosos? Shyamalan dice que las actuaciones excesivamente amaneradas. En cuanto a la escena de Walhberg hablando con una planta casera de plástico: Dios nos salve.”

Highlander 2, The Quickening: “El Highlander original no es la idea de nadie de las bellas artes, pero su concepto y ejecución tuvieron una cierta elegancia. Esta secuela dañó todo el relato y la lógica de la primera película, además de ser, en sí misma, totalmente incomprensible.”

The Room: “Famosa a lo largo y ancho del mundo como la película más inepta jamás realizada, The Room combina lo peor de cada disciplina, hasta el punto de que fue apodada “el Ciudadano Kane de las películas malas” por Entertainment Weekly.”

Meet the Spartans: “Los creadores de Meet the Spartans, sin embargo, pensaron que sería divertido equiparar 300 con Deal or No Deal, Ghost Rider, Ugly Betty y Transformers. No es tanto una trama sino más bien un puñado de ritmos adolescentes sin gracia.”

Norbit: “Una película tan increíblemente misógina y misántropa que tendrás que ver Raw varias veces para empezar a perdonar a Eddie Murphy. Aquí se le ve en modo nerd como el marido engañado de una mujer monstruosamente abusiva (también Murphy). Ofensivo para cualquier persona con algo de gusto”.

The Avengers: “Parecía, sobre el papel, que lo tenía todo. Lástima que en el arco argumental se derrumbó, los chistes se desinflaron y el villano se reunió con una mesa llena de ositos de peluche gigantes.”

Disaster Movie: “Friedberg y Seltzer, los hacks sin talento detrás de una serie de parodias espantosas, pusieron sus ojos sobre un género y el resultado fueron 90 minutos sin una sola línea original de diálogo o algo divertido.”

Catwoman: “Estaba claro que algo andaba mal en el momento se dio a conocer el traje triturado y atado a mano, pero la magnitud del desastre no quedó clara hasta que vimos la edición también triturada y la extraña cara de ponqué MacGuffin que le dio a la trama. Muy mal.”

Plan 9 From Outer Space: “La obra maestra de Ed Wood, Plan 9 From Outer Space, combina el diálogo sin sentido, material de archivo, efectos horribles y clips cortos reciclados de la estrella Bela Lugosi, que murió durante el rodaje, usados con escaso respeto por la coherencia narrativa.”

White Chicks: “La idea de que dos hermanas de sociedad de la variedad Hilton pueden aparcer para el verano en los Hamptons habiendo ganado en altura y peso y se vuelven monstruosamente de apariencia plástica, sin que nadie lo note. Agreguen sexismo inconsciente y carácter ofensivo general.”

Dreamcatcher: “Es una de esas películas con una impresionante colección de talento detrás y delante de la cámara, lo que hace que el alcance de su maldad sea aún más deprimente. Tal vez la novela original -no la mejor de King – simplemente no era adecuada para el cine.”

Swept Away: “La verdad es que realmente es bastante mala, con Madonna oscilando de lo melodramático a lo fatalmente en blanco en un metrónomo.”

“La película Gigli, después de todo, se supone que es una comedia, pero no produce risas. Y con J.Lo jugando a ser lesbiana, el resultado es una película con conversaciones sucias y que es imposible tomar en serio.”

Esta nota apareció primero en El Tiempo