Omar Ávila: Instituciones secuestradas por el gobierno evidencian la inexistencia de equilibrio

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, Omar Ávila, este viernes manifestó su rechazo a las medidas que está aplicando el gobierno nacional, a través de algunas instituciones del Estado a dirigentes de oposición.

“Las instituciones secuestradas por el partido de gobierno toman esta semana varias decisiones que evidencian con mayor gravedad la inexistencia de equilibrio y de independencia que hay en el país. La primera fue la del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al desechar, fuera de lapso, los recursos de impugnación de las elecciones del 14 de abril de este año, en una acción que no sólo va en contra de la mitad del país, en nuestra opinión un poco más, que tiene serias dudas sobre los resultados anunciados de esos comicios y los posteriores actos, sino que incluso violentan el primer reconocimiento del propio Nicolás que aceptó en la noche de las elecciones la necesidad de un recuento de votos, y que luego fue rechazado por todos los órganos que se comportan cada vez más como brazos de un partido que ha acabado con el orden de una nación: confundiendo partido de gobierno, con gobierno y con estado”, dijo Ávila.

A su juicio, el estudio de un evento electoral con más de 15 mil denuncias de irregularidades electorales sólo aportaría una paz social al país tan necesaria para afrontar además el momento económico que abruma a los venezolanos, y permitiría despejar dudas sobre si efectivamente hay o no manipulación en los comicios, “por lo que creemos que a esta clase política que ha puesto el poder por encima de cualquier interés de la nación, le importa más mantener la división, la zozobra, el malestar con la finalidad de avanzar en lo que creemos es el fin definitivo de la poca democracia que nos queda”.

Otro de los casos que citó el dirigente de Unidad Visión Venezuela fue el allanamiento de la residencia del Secretario de Gobierno de Miranda, Oscar López, una persona que es colaboradora cercana del líder de la oposición, sin que haya quedado clara la motivación de esta acción o qué era lo que estaban buscando.

“El amedrentamiento y acoso a la dirigencia opositora es una obsesión para quienes ejercen el gobierno, y hasta se saltan la forma en su afán por liquidar a quienes piensan distinto”.

El tercer y más reciente caso de la semana, fue la multa aplicada a dos periódicos: El Nacional y Tal Cual. “De forma casi predecible para la etapa electoral que arranca, es la multa a dos medios de comunicación impresos del país, por la publicación de una gráfica en la cual se evidenciaba la realidad de una de las morgues del país. La multa no va hacia quienes incumplen con su labor en la prevención del delito, o hacia quienes permiten y avalan la impunidad, sino hacia quienes echan el cuento, hacia quienes comunican una realidad que lamentablemente cada vez más familias experimentan con el asesinato de uno de sus miembros en las calles del país. Claro, es absolutamente comprensible que quienes se trasladan de un sitio a otro con escoltas que apartan de su paso a otros ciudadanos y con medidas extremas de seguridad duden que esa verdad nos toque directamente a los venezolanos de manera sistemática”.

Para Omar Ávila, los pasos que viene dando esta clase política, enmarcada en una enorme crisis económica, incomparable a ninguna vivida en épocas reciente, “están claramente dirigidos a la materialización de una sola visión o nada, de un solo pensamiento o prisión, de una sola idea o persecución. A esto no nos rendiremos”, concluyó el dirigente político.