Cartes se reunirá “individualmente” con miembros del Mercosur, excepto con Venezuela

El presidente electo de Paraguay, Horacio Cartes, abrirá un primer canal de diálogo regional con las reuniones bilaterales que mantendrá el próximo jueves, tras su investidura, con los mandatarios del Mercosur, excepto el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien no fue invitado a la ceremonia.

El mismo día de la toma de posesión de Cartes, cesará la suspensión que tanto el Mercosur como la Unasur aplicaron a Paraguay en junio de 2012, en castigo por la destitución parlamentaria del entonces presidente, Fernando Lugo.

Cartes “posiblemente participe” en la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de fines de este mes en Surinam, anunció este martes el futuro ministro de Exteriores de su Gobierno, Eladio Loizaga, en una entrevista con la emisora local Radio Cardinal.

Con respecto al Mercado Común del Sur (Mercosur, Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela), Loizaga abogó por reconstruir primero la confianza con los vecinos y adelantó que el enfoque de Paraguay será hacerlo en principio de manera bilateral, no con el bloque.

De hecho, Cartes se reunirá “individualmente” con el presidente uruguayo, José Mujica; la mandataria argentina, Cristina Fernández, y la brasileña, Dilma Rousseff, el próximo jueves, señaló el futuro canciller.

“No hay una reunión conjunta porque son temas que se enfocarán en forma bilateral”, abundó.

Loizaga observó que la presencia de los tres mandatarios del Mercosur en la asunción de Cartes “es una muestra de una intención por parte de ellos de normalizar” las relaciones, lo que Paraguay pretende hacer empezando por la acreditación de embajadores que fueron retirados durante la crisis por la destitución de Lugo.

Más compleja es la situación con Venezuela, que entró en el Mercosur durante la suspensión de Paraguay y ostenta desde hace un mes la Presidencia semestral.

El presidente Maduro fue declarado “persona non grata” por Paraguay en julio de 2012 por su supuesta injerencia a favor de Lugo, y no ha sido invitado a la investidura de Cartes porque “no hay gente” en la embajada de Venezuela en Asunción, que quedó vacía tras la expulsión mutua de diplomáticos, recordó hoy a Efe un portavoz de Exteriores.

Loizaga explicó que, si bien Cartes hizo contacto con los líderes de Argentina, Brasil y Uruguay tras su victoria electoral de abril pasado, “todavía no (lo) hubo” con Maduro, a quien el nuevo presidente paraguayo podrá conocer si finalmente va a la cumbre de la Unasur en Surinam.

Con Venezuela, “quizás (…) tenemos que volver a retomar las conversaciones en un marco de respeto a la igualdad de ambos Estados (…) y yo creo que oportunamente se va a dar, con el mayor cuidado, el tiempo es el que nos va a ir orientando”, dijo.

Paraguay ingresó recientemente como observador en la Alianza del Pacífico (Perú, Chile, Colombia y México), en busca de un contrapeso a su dependencia del Mercosur, y Loizaga dijo hoy que el Gobierno de Cartes “va a ir avanzando” en esa dirección y buscando “todas las otras alternativas” que le permitan abrir nuevos mercados.

“Cualquier giro paraguayo hacia el Pacífico está todavía por construirse y lo que hoy tenemos es el Mercosur”, comentó Boccia, para quien un “paisito mediterráneo de seis millones” de habitantes sólo puede salir perjudicado buscando acuerdos bilaterales.

EFE