Cecotto triunfó en Nurburgring y brindó espectáculo (FOTOS)

El incombustible volante venezolano Johnny Cecotto participó el pasado fin de semana en la cuadragésima primera edición del Oldtimer Grand Prix, efectuado en el circuito alemán de Nurburgring, evento reservado a vehículos clásicos en el que logró la victoria en su división en la manga inicial a los mandos de un BMW M3.

En su segunda presentación en la magna cita de vehículos históricos de Alemania, Johnny Cecotto manejó un BMW M3 E30 atendido directamente por el equipo BMW Classic, enfrentándose a un enjambre de BMW M1, vehículos mucho más potentes que el usado por el caraqueño en los años del DTM alemán entre 1989 y 1992.

En la primera carrera celebrada el sábado a 16 vueltas sobre el trazado empleado por la Fórmula 1 de 4638 metros, Johnny Cecotto se impuso entre los autos de su categoría y además fue segundo absoluto a menos de dos segundos del vencedor, el suizo Christian Traber, quien lideró a una docena de BMW M1 Procar, tercera plaza que ocupó el alemán Hans Wagner, en un BMW M1 Turbo Schnitzer.

Cecotto había partido desde el quinto lugar luego de marcar en las clasificaciones del viernes un tiempo de 1’53”584, ubicándose apenas a 678 milésimas de la pole position marcada por el M1 Turbo de Hans Wagner, mientras en carrera el caraqueño se apuntó el récord de vuelta en su división con tiempo de 1’53”682, mientras la vuelta más veloz se la llevó el teutón Marc Hessel con 1’52”278 en M1 Procar del equipo BMW Classic.

La competencia dominical, celebrada como todo el fin de semana con un clima ideal y cielos despejados, Johnny Cecotto partía desde la primera fila, junto al suizo Christian Traber, pero en la salida, el caraqueño intentó superar por la parte interior a su rival, pero el helvético lo envió fuera de la pista mandándolo contra la zona de seguridad, peligrosa maniobra que llevó a Cecotto a perder el control de su máquina, aunque con mucha habilidad y bastante fortuna consiguió evitar colisionar contra las defensas.

Mientras el resto de los 28 vehículos que tomaron la largada consiguieron esquivarlo en la primera curva, el múltiple monarca de superturismo alemán e italiano y subcampeón DTM 1990, retornó a la pista en la última posición, tras el ingreso en los primeros tres giros del vehículo de seguridad, y emprendió una nueva remontada que se detuvo en el undécimo de los catorce giros pautados, por lo que tuvo que conformarse con finalizar en el vigésimo tercer lugar.

En su recuperación, Cecotto marcó su mejor vuelta en 1’54”325, la tercera más rápida de la prueba tras la señalada por el vencedor de la general, Hans Wagner, quien fijó 1’53”990. El triunfador entre los autos de la serie DTM en la que competía Cecotto fue Rolf Lamberty, en un BMW M3 E30, al cruzar la meta en el décimo quinto puesto absoluto.