Combatiente por @lmesculpi

Ese es el título de una conocida canción de Maná.  También los militantes del Movimiento Electoral del Pueblo, cuando se fundó llamaron así, a sus correligionarios para diferenciarse del (Compañeros) usado por adecos y copeyanos, o al (Camarada) de los comunistas.

El diccionario de la Real Academia lo define como “Aquel que combate” “Cada “uno de los componentes de un ejército”, también a un ave caradriforme invernal de vistoso plumaje que exhiben una gorguera de plumas, efectuando complicadas danzas en época de celo. Y a un pez teleósteo de agua dulce propio de Indochina.

Tradicionalmente la acepción que asumimos, en general, esta asociada con los conflictos bélicos, incluso existen Convenios y Reglamentos (La Haya y Ginebra) que norman el trato a los combatientes detenidos y sus diferencias con la población  civil.

El lenguaje político tradicionalmente ha asumido términos del mundo militar en su vocabulario rutinario, es así por ejemplo como para algunos, las Direcciones Nacionales son “Estados Mayores”, los órganos que dirigen campañas electorales se les denomina Comandos y hasta los grupos de activistas que reparten propaganda se les denomina Brigadas. Quizás esa transmutación del idioma tenga su origen en el carácter Leninista de la mayoría de los partidos venezolanos; se puede entender con toda facilidad que en un régimen militarista como este se abuse de la terminología bélica, al denominar toda su acción política de gobierno, en la comunicación ideológica dominante,  se ubica totalmente en su lógica.
Comprender eso es una cosa y otra es perder totalmente el sentido del ridículo por parte de adlátere, y, dirigente. Esa parece ser una característica propia de los actuales gobernantes… el SiBCI nos ilustra con: Conozca La Vida y Lucha de la Primera Combatiente. De la lectura en esa nota biográfica no se puede interpretar el sentido de la frase y su naturaleza épica. El término al que se alude no se sabe de donde procede; sí de la Suerte, el Destino, la Vida… se pretende resaltar que no es cualquier combatiente es¡ La Primera..! Algo es seguro, siendo del dominio público; cuando presidía la Asamblea Nacional no fue precisamente una “Combatiente” contra el Nepotismo.

Muy elocuente fue el acto donde un Almirante al solicitar permiso para iniciar el desfile se dirigió a ella como “Primera Dama” y “Primera Combatiente”. El deslizamiento del significado de las palabras.

Mujeres aguerridas que, cada una desde su Plataforma hizo de su lucha logros colectivos, construyendo País, entre otras:  Yolanda Villaparedes, Olga Luzardo, Isabel Carmona, Evangelina  García,  Mercedes Pulido. ¡Argelia  Laya! ¡Combatiente de Verdad! En cada  necesidad luchaba con denuedo, por el sueño y aspiración de Justicia.

Como La Primerísima. Fue conocida  una exitosa  cantante. También hay emisoras de radio  en distintos lugares que se denominan así, subrayando su condición de vanguardia (termino   apropiado para el tema). Anhelo sienten, y gracias a una estrategia de repetición, pobreza        imaginativa y sentimentalización, la nueva semántica pueda volverse eventualmente eficiente. No es descartable que en adelante los adulantes y adulados la llamen “la Primerísima Combatiente”.