Créditos y golpizas protagonizaron labor del Parlamento

(Foto archivo)

El jueves 15 de agosto cierra el primer período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional (AN) y el balance legislativo da cuenta de un récord en autorización de créditos adicionales, altercados violentos que terminaron en diputados lesionados y el allanamiento de la inmunidad del parlamentario por la Mesa de la Unidad Richard Mardo (PJ/Aragua).

Janet Yucra M.

Sobre la producción de leyes, se puede decir que el desempeño de la AN ha sido bajo, puesto que de los 29 instrumentos legales que estaban previstos en la agenda legislativa de 2013, hasta el momento han sido sancionados ocho, lo cual representa 27,5%.

Las leyes sancionadas en estos ocho meses son: Ley de Endeudamiento Complementario; Ley del Servicio Exterior; Ley de Bosques y Gestión Forestal; Ley contra la Tortura y la Ley Desarme y Ley de Reforma Parcial del Decreto No 8.807 con Rango, Valor y Fuerza de Ley que crea Contribución Especial por Precios Extraordinarios y Precios Exorbitantes en el Mercado Internacional de Hidrocarburos, reforma de la Ley de Consejos Locales de Planificación y de los Consejos Estatales de Planificación.

Cabe aclarar que faltan pocos artículos para sancionar otras tres leyes, como son: Ley para Regular la Compra y Venta de Vehículos, Ley de Cultura y Ley de Infogobierno. Mientras, en primera discusión se encuentran las leyes: Ley Contra el Monopolio, reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Ley del Estatuto de la Función Bomberil, Ley Tributaria del Territorio Insular Miranda, Ley Orgánica del Servicio de Bomberos y Administración de Emergencias, Ley de Educación para los Pueblos Indígenas, reforma de la Ley Especial sobre el Hurto y Robo de Vehículos y Ley de Protección Social Integral al Artista y Cultor Nacional.

La caja chica

En lo que sí ha sido productiva la AN es en la autorización de créditos adicionales, puesto que hasta esta fecha se han aprobado 106 erogaciones extra que suman 90,7 millardos. Del total aprobado, 60,1 millardos de bolívares son para honrar compromisos laborales como aumentos salariales, pagos de pensiones y jubilaciones y las distintas misiones sociales del Gobierno. Tomando en cuenta que el presupuesto nacional de 2013 fue calculado en 396 mil 406 millones de bolívares, se concluye que el gasto público por esta vía ha aumentado en 22,88%. A estos recursos hay que sumar los 76 millardos de bolívares procedentes de la Ley de Endeudamiento Complementario.


La espada de Damocles

El 30 de julio, la mayoría del Psuv levantó la mano para aprobar el allanamiento de la inmunidad del diputado Richard Mardo y esta amenaza recae sobre otros cinco parlamentarios, entre ellos María Corina Machado, quien tiene una averiguación abierta por lo que dijo durante una conversación grabada de manera ilegal, cuando visitaba la residencia del profesor Germán Carrera Damas.

Juan Carlos Caldera (PJ/Miranda) también tiene sobre su cabeza esta espada de Damocles, porque desde el año pasado está pendiente una decisión en su contra, acusado de presunta corrupción.

Andrés Velásquez (CR/Bolívar) y María Aranguren (Mi Gato/Monagas) igualmente podrían ser despojados de su inmunidad, si procede la petición de la mayoría del Psuv que maniobra para alcanzar los 99 votos que le permitirían aprobar una Ley Habilitante. Hay que mencionar la declaración de responsabilidad política aprobada contra dirigentes de la oposición, como el alcalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, y al ex gobernador de Monagas, José Gregorio Briceño. Mientras, en la Comisión de Contraloría están pendientes por aprobar informes similares contra el mandatario de Lara, Henri Falcón, y contra los ex gobernadores de Carabobo, Henrique Fernando Salas Feo; del Táchira, César Pérez Vivas; del Zulia, Pablo Pérez; y de Nueva Esparta, Morel Rodríguez.

No se puede dejar de mencionar que ninguna de las peticiones de las bancadas de la MUD, para debatir los problemas del país, ha sido atendida por los diputados oficialistas. A decir del chavismo, la inseguridad, los apagones, la gripe AH1N1, el desabastecimiento, la violencia carcelaria y las constantes protestas por problemas laborales son producto de “una campaña mediática de la derecha”. La violencia fue otro protagonista de la AN, donde varios parlamentarios de la MUD fueron agredidos y llegaron a ser suspendidas las actividades, por la imposibilidad de convivencia, tras las elecciones del 14 de abril.