Escasez de materiales retrasa construcción de centro educativo en Miranda

Archivo


La escasez de materiales de construcción en el país, como el cemento y las cabillas, retrasan la edificación infraestructuras sociales y escolares en el estado Miranda. Así lo aseguró el director de la Casa del Pueblo de la parroquia Rivas del municipio Acevedo, José Herrera, quien informó la reactivación de los trabajos de la nueva sede de la escuela Concentración S/N San Jorge que ejecuta el Gobierno regional, tras 15 días de paralización por falta de insumos.

 

Herrera señaló que la ausencia de dichos materiales en las ferreterías ha obligado a recurrir a otras opciones. “En vista que no se consigue cemento ni cabilla, hemos tomado la decisión de contratar una empresa para que ejecute el vaciado de la loza piso con premezclado. Es importante resaltar que este mecanismo no altera el proyecto inicial, sin embargo, sí hay una variación en los gastos”.

 

Dijo que esta situación impedirá que la obra se culmine en el tiempo estimado. “Se tenía previsto que la escuela estuviera lista en cinco meses, es decir en septiembre para cuando inicie el nuevo año escolar, pero con todas estas trabas se hace un poco difícil. Hay que tener en cuenta que la obra no se paralizó por culpa del Gobierno de Miranda, sino porque no se encuentran los materiales de construcción”.

 

Señaló que el Gobierno de Miranda y los vecinos están trabajando en la búsqueda de soluciones. “Todos estamos activados y participando en las tomas de decisiones para que la escuela pueda culminarse lo más pronto posible. Incluso los vecinos son quienes se han encargado de seleccionar al personal que trabaja en la obra, tomando en cuenta las necesidades de la misma y la capacidad económica que se tiene. Ellos están muy pendiente de todo, porque necesitan la nueva escuela para que sus hijos puedan iniciar el año escolar como debe ser, en una instalación de calidad, lo cual ha sido su clamor desde hace varios años y gracias a la preocupación del Gobernador, hoy ven más cerca ese sueño”.

 

Indicó que la escuela contará con cinco aulas, cuatro baños, espacio para la recreación, una coordinación. “Ya se está vaciando la loza y compactando el terreno. Se está avanzando regularmente.  Antes el plantel estaba funcionando en un antiguo Matadero de ganado y ante la presencia del Capriles conoció la dificultad que presentaba la infraestructura, por lo que se presentó el proyecto de la nueva sede, el aprobó y asignó los recursos”.

 

Prensa Miranda/ Alexander Gudiño