Sindicatos mirandinos de educación piden a la Asamblea Nacional que apruebe créditos adicionales

Este martes, Franklin Velásquez, vocero del Consejo Consultivo que agrupa a más de 13 000 trabajadores del sector educativo del estado Miranda, informó que esperan por la aprobación de un crédito adicional por parte de la Asamblea Nacional para la cancelación de los salarios de más de 2 000 maestros suplentes y para pagar el incremento del salario mínimo de los obreros.

“El Gobierno central mantiene una deuda con Miranda que supera los 2 400 millones de bolívares,  que se requieren para saldar no solo las reivindicaciones del sector educativo, sino las de todos los empleados del Ejecutivo regional. Hemos acordado con los representantes de la Gobernación, que cuando lleguen los créditos adicionales se dé prioridad a los pagos de maestros suplentes y obreros. Además, al pago de la póliza de HCM, para que se mantenga solvente”

Velásquez sostuvo que seguirán discutiendo acuerdos en mesas de trabajo con el Ejecutivo regional para darle prioridad a las necesidades. “Vemos que la Gobernación de  Miranda está aplicando la verdadera democracia participativa, al escuchar y tomar las decisiones con los gremios, por eso seguiremos trabajado juntos, para que en la medida en que vayan llegando los recursos, se cancele la homologación, el incremento salarial y el retroactivo de sueldo de los docentes titulares”.

Asimismo, hizo un llamado a la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional y a la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), para que sinceren la deuda que tienen con el Gobierno regional. “Es importarte señalar que en plena temporada vacacional, los representantes de los gremios estamos trabajando para garantizarle los beneficios a los agremiados. Aquí seguimos solicitando y reclamando lo que nos adeudan desde el Gobierno central, porque de esos recursos depende que el Ejecutivo regional salde todas las deudas que tiene con los empleados y educadores de la entidad”.

Aseguró que no caerán en el juego político, porque la lucha es por las reivindicaciones laborales. “Nuestra lucha es por los aguinaldos, porque haciendo un estimado con el dinero que pueda llegar al Ejecutivo regional, vía crédito adicional, aún seguimos teniendo un déficit de 540 millones para el pago del bono de fin de año. Los aguinaldos de los docentes y servidores públicos de Miranda no tienen color político, por eso desde ya hacemos una alerta a todos los gremios para exigir que se transfiera este dinero”.

El líder sindical también exhortó al Consejo Legislativo del estado Bolivariano de Miranda a que maneje la aprobación de créditos sin tinte político. “Esperamos que una vez que la Asamblea Nacional baje los recursos, el Clebm agilice las transferencias, ya que poner trabas solo perjudica a todos los trabajadores”. Prensa Miranda