Terrenos arcillosos, quebradas y torrenteras colocan en riesgo a El Hatillo

El vicepresidente del Concejo Municipal Eduardo Battistini alertó de los problemas que el período de lluvias traen al municipio.

El Hatillo tiene 13 zonas de terrenos inestables y nueve quebradas que durante el período de lluvias ponen en riesgo a los  vecinos del municipio, denunció el vicepresidente del Concejo Municipal Eduardo Battistini.

Oripoto, Zona Rural, Corralito, Los Robles, parte alta de La Lagunita, Bosques de La Lagunita, Sector La Tiama, Alto Hatillo hasta la redoma de El Arroyo, La Guairita, Barrio La Toma, Lomas del Sol, parte alta de Los Naranjos, Caicaguana, son zonas de cuidado que en época lluviosa tienden a colapsar, informó el Edil.

Agregó que el peligro radica en que esos terrenos, son de topografía intrincada, con suelos arcillosos que se deslizan cuando reciben gran cantidad de agua; además, mantienen vialidades muy frágiles, sobre todo la Zona Rural y Oripoto, y la vía de Caicaguana. Todo esto se agrava por las construcciones ilegales que se han realizado en zonas de riesgo.

“Tenemos quebradas importantes como La Guairita, La Boyera, Portachuelo, Arroyo, La Lagunita, la de Oripoto, Prepo, San Andrés y Ocumare, sin contar las cientos de torrenteras que han debido ser desmalezadas y limpiados de escombros, antes que las lluvias se presenten”, señaló Battistini.

Recordó que el año pasado, durante el período de lluvia, sufrieron daños tres de las cinco entradas al municipio: “Para el dìa de hoy, El Hatillo todavía tiene interrumpida una de sus principales salidas como es la del Seminario, y no se han estabilizado muchos taludes que amenazan con seguir deslizándose, en especial el de el alto Hatillo.

Expresò que hace un año se vino abajo la vía que garantiza la conectividad de la zona rural con la zona urbana, en el Sector La Mata y la Hoyadita y aunque se reparó precariamente, lamentablemente este periodo de lluvias no va a abonar en la solución del problema.

Sobre la salida de El Gavilán, explicó que la torrentera de lluvias está prácticamente inservible, lo cual ha generado problemas en el borde de la vía, y se encuentra en alto riesgo de colapsar, al igual que la avenida principal de Oripoto. Battistini expresó que los vecinos de la zona se han comunicado para alertar de la situación.

Por si fuera poco dijo que las lluvias colapsan los servicios públicos y dejan sin luz semáforos y urbanizaciones, generando mayores complicaciones a los hatillanos.

Alertar autoridades

El edil hatillano explicó que Protección Civil tiene una veintena de funcionarios y un equipamiento precario para atender el vasto territorio que presenta El Hatillo, ya que la mística es lo que le sobra a esos funcionarios, ante la falta de recursos con la cual se manejan.

En tal sentido llamó la atención del Gobierno Nacional y la Alcaldía para que brinden apoyo técnico al municipio ya que de acuerdo a los estándares mínimos, los cuerpos de protección civil debieran tener al menos el doble de funcionarios debidamente equipados con motosierras, vehículos e instrumentos de rescate y salvamento.

Llamó además, a redoblar el personal de la plataforma del 171 para que brinde atención adecuada en período de lluvias, que es cuando se incrementan exponencialmente los reportes de problemas por parte de la sociedad civil.  “Si el 171 sigue trabajando con la misma cantidad de personas durante el invierno que durante la época seca, no estamos siendo eficientes ni productivos para atender las emergencias”.