Voluntad Popular denuncia pretensión del gobierno de estatizar la cultura nacional

La coordinadora del Movimiento Cultura de Voluntad Popular, Diana López, rechazó el Proyecto de Ley de Orgánica de Cultura que este martes pretende ser aprobado por la Asamblea Nacional al considerar que “es centralista y radical y su único objetivo es estatizar la expresión artística libre de los venezolanos”.

López, quien encabezó un acto de repudio contra el proyecto de ley en el que estuvieron presentes importantes personalidades del mundo artístico y cultural venezolano, precisó que “en más de 26 de los 44 artículos que contempla esta ley, se menciona al Estado como ente regulador de la cultura, la cual no debe ser estatizada”. Agregó que no se toma en cuenta la libertad de expresión como principio fundamental de la democracia.

Tulio Hernández, sociólogo experto en cultura y comunicación, aseguró que la libertad cultural debe ser el principio constitucional que rija a esta ley. Indicó que “el Estado juega un papel mediador y deben existir mecanismos para garantizar que la intervención de este en la regulación de contenidos e imposición de tendencias ideológicas no atente contra la esencia misma de la cultura”.

Subrayó que la exclusión por razones ideológicas es lo que está contemplado en ese proyecto y que esta resultará ser más contundente en la aplicación de censura en comparación a la Ley Resorte. “La inconsistencia conceptual que anima este proyecto huele a Pérez Jiménez, porque el único sujeto que aparece como actor cultural es el Estado y lo que ellos llaman ‘Poder Popular’, la creación cultural es libre y lucharemos porque así sea”.

El exdiputado Leonardo Palacios destacó que el nuevo proyecto que pretende aprobar la bancada oficialista afectará la productividad y rentabilidad de las empresas e irá en detrimento de la iniciativa privada en la promoción de actividades culturales.

En ese sentido Palacios informó que “este proyecto es inconstitucional, no ha sido consultado de manera abierta con todos los sectores y representa la suma de otra contribución a los 24 aportes parafiscales actuales dictados por el gobierno”.

El también abogado afirmó que el Fondo Nacional para la Cultura no tiene criterio de distribución y que esta nueva contribución del 1% sobre los ingresos netos de las empresas que tengan una ganancia neta de más de 20 mil unidades tributarias, terminará afectando el bolsillo de los venezolanos pues aumentará el precio de los bienes y servicios.

El coordinador nacional político adjunto de la tolda progresista, Freddy Guevara, enfatizó que el gobierno busca controlar el financiamiento de la cultura y así decidir “qué es lo que se crea y lo que se divulga”, lo que representa una nueva mordaza para los venezolanos.

El líder naranja insistió en que “hay que articular cualquier manifestación que haga ver que este proyecto atenta contra la libertad de creación. El llamado y el compromiso que hago en nombre de Voluntad Popular, es para acompañar al sector de la cultura en todas las protestas necesarias que hagan ver el rechazo, alcemos nuestras voces de inconformidad ante este nuevo atropello” concluyó.

Voluntad Popular Comunicaciones