Cavenez la venta de vehículos retrocedió en un 16,1% este año

(foto archivo)

La Cámara Automotriz (Cavenez), en los primeros siete meses del año la venta de vehículos retrocedió un 16,1% a 65.966 unidades, luego de que en el mismo periodo de 2012 se comercializaran 78.651 unidades.

El Parlamento venezolano aprobó la noche del martes una ley que regula la compra-venta de autos y motocicletas para combatir la especulación de precios e impedir que vehículos usados cuesten más que uno nuevo, como ocurre actualmente por la insuficiente oferta de carros.

La ley de “compra venta de vehículos nuevos y usados, nacionales o importados” establece que ningún auto con uso igual a o inferior a diez años podrá exceder el precio de uno nuevo.

La norma “enfrenta la especulación, el acaparamiento y la usura hacia la familia venezolana, que con mucho esfuerzo quería comprarse un vehículo y se encontraba con que prácticamente lo atracaban”, dijo el vicepresidente del Legislativo, Darío Vivas, en la sesión que concluyó cerca de la medianoche.

En Venezuela, con las mayores reservas de petróleo y la gasolina más barata del mundo, el control cambiario -que rige desde 2003- dificulta la adquisición de divisas para importar vehículos y partes, por lo que la oferta de automóviles nuevos se redujo y se dispararon los precios, sobre todo de los usados.

El presidente Nicolás Maduro, que deberá sancionar la ley, defiende la medida asegurando que acabará con la “especulación de los vehículos”.

“No puede ser que un vehículo usado tenga dos o tres veces más el precio de los nuevos”, aseveró hace dos semanas.

Según el texto, un ente regulador establecerá los precios de autos nuevos y usados, de acuerdo a diferentes cánones, y prevé altas multas e incluso encarcelamiento a los particulares o concesionarios que vendan vehículos por encima del precio regulado.

Los venezolanos se inscriben en listas de espera para comprar un auto nuevo, debido a la escasa oferta, y conciben la compra de los autos usados como forma de ahorro, para invertir o protegerse de la inflación, que en lo que va del año acumula 29%, la más alta de Latinoamérica según datos oficiales. AFP