Para la policía el caso de los robapelo es un rumor

(Foto EFE)

Para las autoridades de Venezuela es solo un rumor. La Policía Nacional de Colombia desconoce del caso de los “robapelo”. La polémica de las “pirañas” continúa dando de qué hablar en el país. Desde hace varias semanas las marabinas salen de sus casas con miedo de ser víctimas de la nueva modalidad criminal. Con una tijera podadora este grupo de personas corta el cabello de las mujeres para venderlo y hacer extensiones naturales o pelucas, publica La Verdad.

Elber Velasco, comandante de la Policía de la Guajira, Colombia, informó a La Verdad que ese cuerpo policial no tiene ningún registro de denuncias por la presunta venta de cabello natural en la frontera con Venezuela. “En Colombia no sabemos nada de las ‘pirañas’. Hasta los momentos no manejamos información de los ‘robapelo’ ni de la venta ilícita de cabello para extensiones en el país”.

La Policía de Maracaibo afirmó que no se va a realizar ningún operativo contra las “pirañas” hasta que las víctimas denuncien. El temor de las mujeres que caminan por el casco central de la ciudad es evidente. La mayoría mantiene el pelo recogido para ocultar las largas cabelleras. Ana Fuenmayor, ama de casa de 33 años, comentó su asombro por la situación delictiva mientras caminaba por el centro de la ciudad. “Las mujeres que son atacadas por las ‘pirañas’ tienen que denunciar para que la Policía tome cartas en el asunto y acabe con la mafia. Las que tenemos el pelo largo no lo podemos lucir por miedo a que nos hagan daño o nos maten”.

La gerente de una tienda de productos de belleza, en el centro de la ciudad, quien prefirió no identificarse, informó que las extensiones de cabello natural cuestan desde dos mil hasta tres mil 500 bolívares. “En Colombia pueden dar mucho más por el cabello natural. Venderlo allá es negocio, por el cambio del bolívar a peso. De aquí solo sacan a las víctimas”. Varias estéticas del país rechazan la venta de cabello natural para no contribuir con la nueva mafia organizada.

 “Rumor” 

El coronel Carlos Rodríguez, miembro de la Policía Metropolitana de Cúcuta, comentó en una entrevista telefónica con este rotativo: “No sabemos nada de las presuntas ‘pirañas’. La información que tenemos es de hace dos años que se presentó un caso de robo de cabello a dos mujeres, pero esos casos fueron denunciados y se tomaron las medidas. Hasta los momentos, para nosotros es un rumor. La guardia y los entes policiales no tienen información de venta de cabello”.

Jairo Ramírez, secretario de Seguridad y Orden Público del Zulia, manifestó en una rueda de prensa que la información que manejan es referencial. Exhortó a las víctimas a denunciar para que se pueda iniciar un operativo. “Hacemos un llamado a la gente a que haga una denuncia oportuna que nos permita elementos para trabajarlo. Se está generando una especie de paranoia colectiva. El maracucho lo ha agarrado como en broma, en chiste. Vamos a darle la investigación real, científica, para poder tener a los responsable”.

EN FACEBOOK

Dorian Acosta  “Cada vez mi país se hunde mas y mas, ojalá existiera la corte de la inquisición, hasta donde hemos llegado, nos están destruyendo y la gente como si nada (sic)”.

Diana Crespo  “Horripilante negocio. Algunas mujeres compran estos restos de cabello sin saber si pertenecen a personas con enfermedades contagiosas”

Janer Rangel “En cualquier momento nos llevan a nosotros”.

Frase 

“Las mujeres que tienen el pelo teñido se salvan de ser víctimas de las ‘pirañas’. Para evitar ser atacada tengo que estar siempre con el pelo recogido”. Albangie Antúnez. Estudiante