¿Así viviremos en el 2050? (Imágenes)

Foto cortesía BBC

¿Se ha preguntado dónde usted o sus hijos podrían estar viviendo en el año 2050? Los expertos predicen que para entonces tres cuartas partes de la población mundial vivirá en ciudades.
En la BBC imaginamos cómo sería la vida en una ciudad dentro de 40 años. Explore la urbe del futuro en esta guía interactiva.

Luces callejeras vivientes. Imaginen que en lugar de una fila de luces en la calle, sean los árboles los que produzcan su propia energía y se iluminen. La Universidad de Cambridge ya ha probado árboles luminosos y predice que podría ser la forma de ahorrar energía en las ciudades del futuro.

Redes inteligentes. Redes de fibra óptica súper-rápidas serán la norma en la ciudad del 2050, pero no consistirá tan sólo en fibra óptica en nuestro hogar, sino fibra óptica en todo. Todos los servicios, desde la salud, la educación, gobierno y suministros estarán conectados a la misma red que se convertirá en el centro nervioso de la ciudad del 2050.

Espacios urbanos. Peatones y vehículos compartirán espacio como nunca. Se combinarán áreas destinadas a negocios, fabricación y ocio. Las eco-fábricas que venden y producen mercancías serán la norma, con espacios de ocio que seguramente serán más verdes.

Ir de compras. Ir de tiendas va a ser diferente en 2050. Las impresoras en 3D estarán disponibles en muchas tiendas, lo que permitirá crear todo tipo de productos a medida. Los asistentes robots le ayudarán a encontrar lo que busca y realizarán labores como inventarios de mercancías.

La frontera entre lo real y lo virtual se desdibujará. Los productos se expondrán en pantallas virtuales con capas de realidad aumentada para mostrarle cómo se ven los objetos fuera de la caja.


Granjas verticales. Olviden los actuales rascacielos que dominan el paisaje de la ciudad. En 2050 los edificios tendrán múltiples funciones y algunos predicen la existencia de enormes granjas verticales. Las eco-torres proporcionarán espacio a los residentes, oficinas, tiendas, entretenimiento y producirán alimentos.

Robo-taxis. En un futuro es posible que los autos sean autónomos y se conduzcan solos. Esto podría suponer que la línea entre el transporte público y el privado se desdibuje y que todos usemos taxis robóticos que vendrán cuando los necesitemos y que nos llevarán a los sitios de la forma más eficiente.

Los autos autónomos cambiarán el modo en que lucen las calles para siempre, los semáforos por ejemplo, no serán ya necesarios.

Red de sensores. Los expertos predicen que en 2050 todo, desde el mobiliario callejero al de los hogares donde habitaremos, estará conectado a la red.

Todos estos objetos producirán grandes cantidades de datos y algunas ciudades construirán centros de control al estilo de la NASA para hacer predicciones sobre la vida en la ciudad, incluyendo dónde tendrá lugar un crimen antes de que suceda.