Carbones caseros para hacer parrilla

Si quieres hacer tus propias pastillas para encender la barbacoa necesitas: – Tapones de corcho (de botellas de vino, etc.) – Alcohol de quemar (de venta en droguerías y ferreterías) – Un frasco de vidrio con tapa Para preparar las pastillas simplemente mete los tapones de corcho en el frasco y echa alcohol de quemar hasta que los tapones queden cubiertos. El alcohol impregnará los tapones y cuando hagas la barbacoa simplemente deberás sacar 3 ó 4 corchos y ponerlos en la barbacoa, justo antes de encenderla.

Importante: Ten siempre la precaución de no echar los corchos con la barbacoa encendida y de alejar el frasco del fuego.

Más información en Los Remedios de la Abuela