Diez alimentos que pueden matar a tu mascota

Foto: Archivo

1- Chocolate. Contiene teobromina, lo que causa un aumento en los latidos del corazón, produciendo estimulación del sistema nervioso central de nuestra mascota. Es mortal, ¡aléjalo de él!

2- Nunca hay que darle huesos pequeños porque lo más probable es que le quede atorado en la garganta, lo que causaría daños extremos; olvídate de las piezas de pollo o ternera y mejor apégate a las croquetas o a carnazas de acuerdo a su tamaño.

3- Cebolla. Causa daño en los glóbulos rojos, provocando falta de oxígeno y anemia; además de sufrir problemas del hígado, dermatitis y decoloración de la orina. No le des cebolla a tu perro. Evita también el ajo.

4- Leche. Los perros son intolerantes a la lactosa porque no poseen las enzimas necesarias para digerirla, lo que puede provocar problemas estomacales como diarrea, vómito y gastroenteritis.

5- Uvas. Las semillas de las uvas causan una gran intoxicación en los canes, que le provoca problemas en los riñones. ¡Evita problemas!

6- Jamón y carnes saladas. Provocan problemas de obesidad por la grasa que contienen; así como malestares estomacales y posible pancreatitis.

7- Alcohol. ¡Ni de broma! Es una forma de intoxicar a tu mascota rápidamente; los vuelve agresivos y nerviosos; en gran cantidad podría provocar una baja del sistema nervioso central, cardiaco y respiratorio.

8- Aguacate. Es un alimento muy alto en grasas tanto para personas como para las mascotas. Pero su pulpa, semilla y corteza contienen Persin, un derivado de los ácidos grasos, extremadamente tóxico para nuestros perros y varios animales. Este les produce vómitos y diarrea.

9- Pasas. Puede provocarles daño en el riñón y derivar en una insuficiencia renal. Los efectos de este fruto seco son más en los cachorros que los perros adultos.

10- Cafeína. Es nocivo por las metilxantinas, que se encuentran en la semilla del cacao y en la fruta de la planta para producir café. Esta provoca en nuestras mascotas diarrea, vómitos, sed excesiva, respiración jadeante e hiperactividad.

Vía De10.mx