Pacientes se quejan de la sala de quimioterapia en El Tigre

Wayne David

Casi en el pasillo del consultorio del servicio de Hematología del hospital general Felipe Guevara Rojas de El Tigre, reciben las sesiones de quimioterapia los pacientes hemato-oncológicos (linfomas, leucemias y mielomas).

Entre la puerta del baño, el lavamanos y el trajinar de una abnegada enfermera, la paciente Andreina Rodríguez consideró “justo y digno” que se habilite un área más espaciosa en el centro de salud para prestar el servicio. Sentado muy cerca, casi rozando el sillón de Rodríguez, estaba Octavio Mejías recibiendo su dosis de quimioterapia.

El habitante de Pariaguán también pidió un recinto de mayor amplitud para que los usuarios reciban atención cómodos.

“El espacio no es bueno, pero el personal si lo es”. Pegada a la puerta que comunica con otro consultorio, la paciente de El Tigre, Nancy Zamora, refirió que el sitio es tan estrecho que las enfermeras no tienen por donde caminar. “También necesitamos sillones más adecuados porque no todos los que hay son los que necesitamos para recibir el tratamiento. Cuando me levanto de aquí me duele la espalda”.

Zamora comentó que un recinto de mayor dimensión permitirá atender a más pacientes a la vez. “Otros esperan afuera mientras el médico termina con nosotros para pasarlos a recibir el tratamiento aquí”.

Más información en El Tiempo/Argel Fernández