Choferes paraguayos se crucifican como protesta por bajos sueldos (Fotos)

Ocho conductores de autobuses del transporte público paraguayo clavaron sus manos a cruces de madera en protesta por haber sido despedidos luego de pedir mejoras salariales y su estado de salud es complicado, dijo una legisladora el viernes.

Tendidos en el suelo sobre las cruces, con los clavos perforándoles las manos cerca de los dedos, los choferes dijeron que tomaron la decisión de crucificarse en un intento desesperado de hacer oír sus reclamos.

“Algunos tienen infecciones y su estado de salud se está complicando”, dijo a Reuters la diputada Olga Ferreira de López, presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la cámara baja, que está interviniendo en el caso.

Los conductores llevan más de 15 días de protesta frente a la sede de la empresa en Luque, una localidad aledaña a la capital paraguaya, y López dijo que el conflicto está lejos de solucionarse.

Algunas de las esposas de los manifestantes se crucifican por turnos para acompañarlos. “Yo me uno hoy, mañana será otra madre y el siguiente día otra, porque tenemos que defender nuestros derechos”, dijo una de las mujeres a periodistas en el lugar.

“Quiero hacer un llamado especial al presidente para que por favor venga y vea la situación inhumana por la que estamos pasando”, agregó.

La compañía de transporte prometió recontratar a cinco de ellos y ayudar a los otros tres a encontrar un empleo. Pero los manifestantes dijeron que no se detendrán hasta que todos ellos hayan sido repuestos. Reuters