Lo mató, lo picó y lo guardó en el freezer… porque terminó con ella

Jetaun Wheeler, una mujer de Minnesota de 29 años de edad, ha sido encarcelada después de que mató a su novio -que intentó romper con ella- y luego lo almacenó en un congelador.

Según la policía, se inició una investigación después de la desaparición del hombre de 58 años de edad, que previamente la había acusado de maltrato.

Los investigadores dicen que la víctima los llamó el 31 de julio y afirmó que Wheeler lo había asaltado y que él la iba a dejar. Dijo que se preparaba para poner fin a su relación con ella y que regresaría a Chicago, donde era oriundo.

La víctima también dijo a sus amigos y familiares que Wheeler “había estado actuando como una loca”. Cuando la víctima no pudo llegar a Chicago los miembros de la familia llamaron para averiguar qué pasó. Ella les informó que ya se había ido e inmediatamente la familia de la víctima llamó a la policía.

Cuando los detectives registraron la casa de la pareja el 13 de agosto, se encontraron con la alfombra ensangrentada y manchas de sangre en un pedazo de alfombra que se había enrollado y escondido.

La salpicadura de sangre condujo a los oficiales a un congelador, donde encontraron el cuerpo de la víctima.

Un montón de adornos de Navidad estaban encima de la nevera “como si no se hubiera utilizado durante varios meses”.

Una autopsia reveló que la víctima murió a causa de varias lesiones con un objeto contundente en la cabeza y la cara. La víctima también sufrió varias laceraciones en el ojo izquierdo y el lado izquierdo de su cabeza.

La autopsia también reveló varias heridas defensivas en los brazos de la víctima, en el dorso y las manos.

Los tres hijos de Wheeler (de 10 , 8 y 7 ) que vivían con ella en el momento del asesinato también han desaparecido. Los investigadores creen que Wheeler escondió a los niños de modo que no le quiten la custodia.

Wheeler fue fichada en la cárcel, acusada de asesinato en segundo grado.

Fuente: TheWeeklyVice