Mientras más orgasmos, mejor… según estudio

Alfred Kinsey, uno de los investigadores pioneros del sexo en el siglo XX, describió el orgasmo como “la descarga expulsiva de tensiones neuromusculares”, ¿pero podría tratarse también de la fuente de la eterna juventud? Las posturas al respecto son contrapuestas pero tal vez no sean excluyentes.

Para Michael Roizen, un médico de 62 años del Wellness Institute en Cleveland, afirma que sobre los orgasmos “mientras más mejor”. Roizen afirma que un promedio de orgasmos en hombres adultos de 350 al año puede aumentar la expectativa de vida hasta en 4 años; el médico afirma que el ideal, de hecho, son unos 700 orgasmos al año para añadir al menos 8 años a la vida. Sin embargo, el hombre promedio en EU sólo tiene sexo 81 veces al año.

Otro estudio en Suecia encontró que los hombres que llegaban a los 75 años eran aquellos que mantenían activa su vida sexual; un estudio más en Duke University lo confirmaría: luego de seguir el registro de las vidas sexuales de 252 personas durante 25 años concluyeron que “la frecuencia de las relaciones fue un predictor significativo de la longevidad.”

Un estudio más –como si hicieran falta estudios científicos para desear tener más orgasmos– realizado en Gales, entrevistó a casi mil hombres de seis pequeños pueblos en Inglaterra, ajustando su frecuencia sexual contra la mortandad. 10 años después encontraron que los hombres que tenían dos o más orgasmos a la semana morían a una tasa de apenas la mitad de aquellos hombres que tenían orgasmos menos de una vez al mes.

Sin embargo, autores como Beverly Whipple no ven específicamente una relación causa y efecto entre la frecuencia orgásmica y la expectativa de vida. Debby Herbenich del Instituto Kinsey afirma, por ejemplo, que el estudio de Gales no cumple con mínimas metodologías científicas, como especificar si los hombres estaban casados o no.

Leer más: Avantsex