VIH que matas lentamente: Venezuela clama esperanza

“Hace 2 meses me rompiste el corazón…dijiste tengo VIH”. Michí sufre del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Un Sida que mata en los países sin control sanitario y la oportunidad de contraerlo, supera las expectativas de vivir sano, luego de los 16 años.

Por María Gabriela Ibáñez

Él lucha por vivir, y yo por superar el sistema. Venezuela es el primer país de América Latina con desabastecimiento de Antirretrovirales, y un sistema jurídico en deuda, con los derechos de los portadores de VIH.

Recientemente, el Estado Venezolano ha asumido sus graves deficiencias en la prevención del virus, así como en el diagnóstico y tratamiento. Cada semana se reportan 39 casos en nuestro país.

Un día cualquiera de esas semanas, le correspondió a Michí y se unió a los 1.190 casos de VIH/SIDA determinados hasta la primera semana de agosto de 2013, y a los 890 casos que no presentan sintomatología, y se han detectado circunstancialmente.

Para el cierre del año 2012, el número de infectados era de 1.942 y en 2013, a cuatro meses antes de finalizar el año, el número se acerca peligrosamente. Michí es tan solo un caso entre miles, forma parte de esas estadísticas terribles, en las que el Sistema de Salud queda al desnudo, por políticas inoperantes de prevención.

Venezuela carece de campañas consensuadas, destinadas a la educación y formación valorativa de los ciudadanos y ciudadanas sobre el VIH. De hecho en los últimos 5 años, según cifras del propio Ministerio del Poder Popular para la Salud – aportadas a la Organización Mundial de la Salud (OMS)- el número de campañas informativas y divulgativas disminuyó en 48%.

Al leer tal reporte, es imposible dejar de pensar en las cientos de personas que contrajeron el virus por ignorancia; al no usar un preservativo y creer en la buena voluntad de su pareja habitual u ocasional. No hay un sistema de contención al crecimiento de las cifras y del dolor de tantos seres humanos, enfermos irremediable y crónicamente.

En un reportaje del diario local “El Nacional”, Alberto Nieves, Coordinador de la ONG Acción Ciudadana contra el Sida, explico que en sus reuniones con el ministerio de salud les indicaron que prácticamente no tenían dinero para investigar y hacer campañas preventivas.
Esto, aunado a la poca coordinación, entre el Estado y la ciudadanía organizada, para la acometida del tema -desde el punto de vista preventivo- ha creado un gran vacío de información generando otros problemas conexos a las infecciones de transmisión sexual, como el embarazo temprano.

El artículo completo aquí: http://www.rnw.nl/espanol/article/vih-que-matas-lentamente-venezuela-clama-esperanza