Siria dice que no le teme a una “tercera guerra mundial”

El viceministro sirio de Relaciones Exteriores, Faisal Moqdad, advirtió que el régimen de su jefe, Bashar Al Assad, “tomó todas las medidas” para enfrentar la ofensiva de la coalición. AFP

Moqdad también afirmó que el gobierno de Al Asad había tomado “todas las medidas” para repeler un ataque, en momentos en que Estados Unidos y Francia buscan formar una coalición para “castigar” al régimen sirio por un presunto ataque con armas químicas contra una zona rebelde.

“El gobierno sirio no cambiará de posición ni aunque haya una tercera guerra mundial”, dijo Moqdad en una entrevista exclusiva con la agencia AFP.

“Ningún sirio puede sacrificar la independencia de su país”, agregó el ministro, que además aclaró que su gobierno no revelará muchos detalles: “No vamos a dar informaciones sobre la forma en que Siria va a responder. Siria tomó todas las medidas para responder a una agresión”.

“Siria, en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, tiene el derecho de responder a una agresión que no tiene ninguna justificación en el derecho internacional”, precisó Moqdad.

Por otra parte, el viceministro cuestionó duramente la política francesa y advirtió sobre las consecuencias regionales de un ataque.

Insistió, en particular, en el riesgo de que una caída del régimen de Assad acabe por favorecer a grupos islamistas, como ocurrió en otros países protagonistas de las revoluciones árabes que estallaron en 2011.

“Si Francia quiere apoyar a Al Qaeda y a los Hermanos Musulmanes como los apoyó en Egipto y otras regiones del mundo, se dirige hacia un fracaso en Siria”, sostuvo el funcionario durante la entrevista celebrada en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Nadie puede predecir la situación en la región después del comienzo de una agresión”, advirtió y dijo que Siria movilizaba a sus aliados y que la posición de Rusia no había cambiado.

“Estados Unidos moviliza a sus aliados para agredir a Siria. Pienso que por su lado Siria tiene el derecho de movilizar a sus aliados, que le ofrecen apoyos de todo tipo”, dijo Moqdad.

“Irán, Rusia, Sudáfrica y varios países árabes rechazaron la agresión y están dispuestos a enfrentar la guerra que van a declarar Estados Unidos y sus aliados, incluida Francia, contra Siria”, señaló.

“La posición de Rusia no ha cambiado. Es una posición responsable de un amigo que está a favor de la paz”, agregó, al comentar declaraciones formuladas el miércoles en Moscú por el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Si hay pruebas de que se usaron armas químicas por el ejército regular, (…) esas pruebas deben ser presentadas al Consejo de Seguridad de la ONU. Y tienen que ser convincentes”, dijo Putin en una entrevista difundida por el canal Channel One.

Si se demuestra claramente qué armas se usaron y quién las usó, Rusia “estará dispuesta a actuar de la manera más decisiva y seria”, agregó.