Jackson Melián retornó al equipo que le vió nacer como jugador

Jackson Melián pareciera no terminar de deshacer la maleta. Pero aun asi se siente contento de vestir la camiseta de Caribes de Anzoátegui. “Muy contento, alegre de estar de nuevo en esta organización, la que me vio nacer como pelotero”, dice en su primera visita al Estadio Universitario de caracas en la actual campaña. avsphotoreport.com

Nacido el 7 de enero de 1980 en Caracas, su familia se radicó en Barcelona, Anzoátegui, “vivía en Margarita, pero ahora hace unos meses me mudé a Puerto La Cruz”, adelanta.

A los 16 años fue firmado en 1996 por los Yanquis de Nueva York con un bono de 1.600.000 dólares, estableciendo un récord para un venezolano en ese momento. En 2000 firmó con Cincinnati Reds, actualmente juega en la liga de México.

Inició su carrera en Venezuela con Caribes de Oriente, y después jugó para Pastora de los Llanos, Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Águilas del Zulia, Cardenales de Lara, para retornar a Tiburones y Leones del Caracas.

“Este equipo está para buenas cosas, hay unidad, buen ambiente y respeto por todos, entiendo que tengo experiencia y son muchos los consejos que puedo dar a los jóvenes”, reconoce.

Melián llega este año a Anzoátegui junto a Oscar Salazar, “él también tiene la sabiduría de la liga, ambos podemos ayudar mucho a este equipo, aunque no hay presión alguna”.

Explica que el cerebro del manager Alfredo Pedrique es una de las cosas que ayudará al club, “da chance a los jóvenes, respeta a todos y es conocedor de esta difícil pelota, se siente en la cueva que Pedrique tiene el mando”, comenta.

Y antes de retirarse da su favorito para llevarse el trapo campeonil en las Grandes Ligas, “los Tigres de Detroit, voy a ellos, creo que ganarán”.

Fotos avsphotoreport.com