Unidad: Incorporar las milicias al agro es otro fracaso del Gobierno

El anuncio de la creación de consejos comunales agroindustriales y de la incorporación de las milicias a la labores agrícolas, como lo ha hecho el ministro de Agricultura y Tierras, es una nueva evidencia de la gran improvisación con la que está actuando el gobierno nacional en esta materia ante el fracaso por garantizar las pregonadas seguridad y soberanía alimentarias, sostiene el Coordinador de la Comisión Agroalimentaria de la MUD, Rodrigo Agudo.

“Se trata de una improvisación total. Van a llevar al campo unas milicias reclutadas en las zonas citadinas que no tiene idea de formas de labranza, ni de ciclos de cultivos tradicionales, ni mucho menos de cómo se cuida o administra un rebaño ganadero. El conocimiento de la labor productiva en el campo, la capacidad técnica, el vínculo estrecho y el amor por la tierra no se decretan”, enfatizó el vocero de la alternativa democrática.

Para Agudo, con el anuncio de incorporar la milicia a las labores de producción agrícola lo que busca el gobierno es justificar la dilapidación de recursos, hoy escasos, en el mantenimiento de un aparato paramilitar inexplicable en Venezuela, que cuenta con fuerzas armadas profesionalizadas. Como agravante de esta situación, esto ocurre mientras se desatienden áreas fundamentales como los servicios de electricidad y agua, de los que carecen vastos sectores de la sociedad venezolana.

Opina que ante fracaso del modelo productivo y siguiendo la práctica del gobierno nacional en otras áreas, el ministro se muestra desesperado por tratar de crear una matriz de opinión favorable a su gestión antes que buscar una verdadera solución a la crisis.

Lo que hay, a su juicio,  es una política mediática para presentar la imagen de lo que ya no existe: ni producción nacional ni soberanía alimentaria, a la que quieren sustituir con una enorme cantidad de importaciones que ya el estado no puede costear.

“Todos los años inventan un nuevo esquema para ver cómo ideologizan la producción: las cooperativas, las empresas de producción social, las empresas mixtas, ahora inventan lo de las milicias. Será inútil: este modelo de producción ya fracasó”, añadió Agudo.

No se explica el vocero de la MUD de dónde saca el ministro la cifra de apenas 5 % de desempleo en el campo, “porque si algo se ha reducido en Venezuela es la actividad  agrícola. Lo que sí puede haber pasado es que  el empleo en el campo se haya reducido a esa cifra dentro de la fuerza laboral del país, donde antes significó entre un 10%  y un 12 %”.

Y continuó: “No hay tal acaparamiento ni sabotaje, lo que no hay es productos. Por tanto, desde la Unidad sostenemos que no se puede seguir buscando excusas ni inventando formas disparatadas de producción. Lo que hay es que apoyar al productor nacional, al mediano productor y al empresario del campo, darle confianza, reconocerle su trabajo y dejar la intervención, las amenazas y la generación de incertidumbres”.

“Desde la Unidad proponemos un gobierno responsable que cumpla con sus obligaciones, que le de servicios a los trabajadores y a los habitantes de las zonas rurales, que les garantice la asistencia médica, la educación y la capacitación para que puedan elevar su calidad de vida y de esta forma realicen su trabajo con confianza, con seguridad jurídica y personal y que no los deje, como están hoy,  abandonados a su suerte,al vandalaje y al abigeato”, subrayó finalmente Rodrigo Agudo.

Prensa Unidad Venezuela