En pro de la defensa animal: Matar No Es Arte

Foto Referencial

Existe una amplia aceptación a la idea de proteger a los animales en Venezuela. No obstante, la mayoría de las organizaciones ciudadanas protectores de animales, han nacido en los últimos 10 años.

Por Pablo Hernández/ RNW

“En mi familia desde siempre me enseñaron a querer y cuidar los animales, por lo tanto no estaba de acuerdo con las corridas de toros y al encontrar Matar No Es Arte me di cuenta que no soy la única que piensa esto”, así lo expresa Solangel González, miembro de la Asociación Civil y Cultural sin fines de lucro Matar No Es Arte.

Esta Asociación conformada por un grupo de jóvenes que se unieron en Septiembre de 2007, para luchar por los derechos de los animales, principalmente motivados por las torturas a las que son sometidos los toros en los festivales taurinos.

A través del arte, charlas, foros, protestas, caminatas, acciones legales, y en general actos públicos, la organización Matar No Es Arte permanece en campaña constante desde hace 6 años.

El grupo defensor de animales realiza activismo principalmente en la ciudad de Maracaibo, al occidente de Venezuela, sin embargo, ocasionalmente extienden sus actividades a otras ciudades del país. Además, están vinculadas a distintas organizaciones de esta con dicha causa en varios puntos del país, y sobrepasan las fronteras a través de vinculaciones con organizaciones internacionales como AnimaNaturalis.

La defensa animal criolla
A ciencia cierta existe una amplia aceptación a la idea de proteger a los animales en Venezuela. No obstante, la mayoría de las organizaciones ciudadanas protectores de animales, han nacido en los últimos 10 años.

En Venezuela existen dos leyes fundamentales que regulan en esta materia, la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio y la Ley para la Protección de Fauna Silvestre. Pero estas no parecen ser suficientemente fuertes para los objetivos planteados en los distintos grupos de protección animal que coexisten en el país petrolero.

Motivado por ello a inicios del mes de octubre, unos 150 colectivos de defensa de animales del país realizaron una marcha desde la avenida Universidad hasta la sede del Parlamento venezolano, en Caracas, allí entregaron una serie de propuestas a los diputados, entre las cuales destaca un planteamiento para reformar las leyes mencionadas. Esta ha sido la última gran acción realizada por estos grupos, en este momento esperan que la discusión se dé lo más pronto posible en los curules de la Asamblea Nacional.

(Des) Apoyo gubernamental
“Nosotros estamos unidos por causa más importante que la politiquería, si bien es una causa política, nosotros queremos hacer un cambio social, no tiene que ver con izquierdas, ni derechas”, así lo afirma José Salaverría, fundador de “Matar No Es Arte”.

A pesar de no ser un tema tabú, muchos funcionarios en altos cargos hacen caso omiso a los planteamientos que realizan los distintos grupos pro animal. Como lo plantea Salaverría quizás por el hecho de que esta causa no posee una tilde de izquierda o derecha; los políticos en cierta manera lo obvian.

También existen casos en que organizaciones de este tipo han sido apoyadas desde distintos niveles de gobierno y han terminado polarizadas, debido a que su único interés es electoral con todo lo que eso implica.

Salaverría nos comenta: “Pasamos semanas pidiendo ayuda y suplicas nadie nos prestó atención, pero, justo después de mi discurso en la última marcha se me acercaron dos personas diciéndome que me querían lanzar a concejal, y eso es solo porque vieron la cantidad de gente que movemos, porque generalmente no nos prestan la ayuda”.

En el caso de Matar No Es Arte ha ido junto a otras organizaciones ganando poco a poco espacios, logrando por ejemplo; eliminar la corrida de toros del 18 de noviembre, la más importante porque paradójicamente se celebraba en honor a la Virgen de Chiquinquira, patrona de la región zuliana.

Actualmente se encuentran en una batalla legal con la intención de que se prohíba la entrada de menores de edad a las corridas de toros que aún faltan. Matar No Es Arte al igual que muchas otras organizaciones se mantienen en pie de lucha por defender los animales y mejorar sus condiciones de vida, sobre todo los animales en situación de desprotección.

La cantidad de animales (principalmente perros y gatos) en las calles de Venezuela quizás pueda impresionar, más no se conoce un número exacto, sin embargo, tan solo con caminar por las aceras de cualquier ciudad podemos ir encontrándonos animales que hacen vida en las calles.

La solución real no es asesinarlos en un sin fin, como han intentado algunas veces, tampoco la solución es una medida, por el contrario un conjunto de medidas como la esterilización masiva o la reforma de las leyes mencionadas, pero, sin duda alguna la principal de estas medidas debe ser la educación para concientizar a los venezolanos, empezando por los niños.

Video Cortesía VTV