Gobierno compra en efectivo alimentos a Colombia (Infografía)

(Foto AVN)
La reactivación del comercio agropecuario con Venezuela por US$600 millones ya es un hecho con el intercambio de leche en polvo, cabezas de ganado, carne, margarina, aceite de palma y huevos, publica el diario colombiano La República.

El panorama se despejó luego de que los empresarios colombianos recibieran por parte del Gobierno venezolano propuestas de esquemas de pago de contado y a través de bonos de Pdvsa, transables en el mercado internacional y líquidos.

“Dejamos en libertad a los exportadores colombianos de que definieran directamente con el Gobierno venezolano la forma de pago. Una opción son los bonos de Pdvsa, pero sabemos que muchos exportadores están vendiendo y recibiendo pagos de contado”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Uno de los casos de empresas que ya están exportando al país vecino, es la cooperativa de leche Colanta. El gerente de la compañía, Luis Jenaro Pérez, confirmó que hace 20 días se hizo un primer envío de leche en polvo por un monto de US$8 millones.

Según explicó Pérez, el mecanismo que se está utilizando es la consignación del valor de la compra de leche en una cuenta en el exterior y una vez garantizado el pago, se hace el envío de los contenedores.

Las compras de los productos nacionales se están canalizando a través de Casa, entidad adscrita al Ministerio de Alimentación de Venezuela, encargada de los suministros en los supermercados venezolanos.

Esta reactivación comercial contrasta con los indicadores desacelerados de las exportaciones hacia el mercado venezolano. En agosto las ventas externas registraron una caída de 39,9% y en lo corrido del año hasta dicho mes la disminución se ubicó en 14,2%.

Lo cierto es que el desabastecimiento y la escasez de alimentos en el país vecino que reportó en el pasado agosto niveles de 20%, obligó al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a importar de manera directa productos colombianos.

El intercambio tiene como base 40.000 toneladas de leche en polvo, 60.000 cabezas de ganado en pie, 42.000 toneladas de carne, 6.000 toneladas de mantequilla y margarina, 20.000 toneladas de aceite de palma, 32.000 cajas de huevos fértiles, y casi 1,7 millones de pollitos de un día.

Para Pérez la recuperación del comercio con Venezuela es clave para la economía nacional porque se trata de un mercado natural para los empresarios colombianos.

“En el caso de Colanta, el hecho de que el Gobierno venezolano nos compre de contado, nos permite salir de un excedente de producción de leche importante”, agregó el directivo.

Y es que para los exportadores nacionales el esquema de pagos que más funciona con el país vecino es el contra entrega, es decir que depositen el valor de la compra y solo así se les despacha la mercancía.

Los bonos de Pdvsa, aunque aceptado por algunos empresarios, siguen generando incertidumbre dado que al pagarse en dólares pueden estar expuestos a un alto riesgo en el mercado alto.

“Un bono que hoy puede costar US$1.000 por la volatilidad del mercado mañana puede costar US$500, esto produce un alto riesgo”, explicó el analista económico, Edwin Maldonado.

Con proyecto de ley se busca refinanciar deudas campesinas
Un proyecto de Ley, con mensaje de urgencia, para refinanciar las deudas de los agricultores afectados por el paro agrario del pasado 19 de agosto, fue presentado ayer por el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, en la secretaría de Cámara de Representantes. La propuesta contempla la adición presupuestal de $1 billón para sanear la cartera de créditos agropecuarios gestionados con campesinos. De esta manera el Gobierno busca amanzar las intenciones de protesta que rodean al sector.

Las opiniones

Mauricio Cárdenas
Ministro de Hacienda y Crédito Público

“Dejamos en libertad a los exportadores de que definieran directamente con el Gobierno venezolano la forma de pago. Sabemos que muchos están recibiendo pagos de contado”.

Luis Jenaro Pérez
Gerente de Colanta

“Es clave la recuperación del comercio con Venezuela porque se trata de un mercado natural para los empresarios colombianos. A Colanta los pagos son en efectivo y anticipados”.

Ximena Ramírez Ayala – María Alejandra Sánchez