Consejos para disfrutar del Barça-Madrid sin sobresaltos

Foto EFE

Ya empezó el clásico de la Liga, el Barça-Real Madrid; un partido tenso no sólo para los dos equipos, sino también para sus aficionados. Esa tensión vivida durante ‘El Clásico’ aumenta las posibilidades de sufrir un infarto. En situaciones de estrés emocional o sensaciones fuertes, como ver un partido de máxima rivalidad como el que juegan este fin de semana Barça y Real Madrid, aumenta la producción de adrenalina, lo que provoca un aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, eleva la tensión arterial y favorece la aparición de coágulos, un proceso que en el caso de contar con un corazón sano no representa ningún problema.

5 consejos para disfrutar del Barça-Madrid en salud

No abuses del tabaco. Su consumo durante un partido emocionante como es un clásico agrava el riesgo de sufrir paro cardíaco. Recuerda, además, que los fumadores pasivos, como los niños, pueden sufrir numerosas enfermedades derivadas de ello. Cuando tengas ganas de fumar, haz respiraciones profundas, bebe agua despacio… son estrategias que funcionan, sólo tienes que ponerlas en práctica.

Evita ingestas elevadas de alcohol. Las bebidas alcohólicas aportan una enorme cantidad de calorías “vacías”, que incrementamos aún más si son bebidas espirituosas a las que añadimos refrescos. Reducir la ingesta, alternar cerveza/vino con agua, ponerse más hielo en el vaso o mezclar con refrescos sin azúcar en el caso de los combinados, son algunos de los trucos para que el perjuicio sea menor.

No lleves a cabo comidas copiosas.
Comienza el día del partido con un desayuno saludable y un paseo o algún tipo de actividad física. A media mañana toma un yogurt desnatado o una pieza de fruta para evitar las ansias compulsivas de “arrasar” a la hora de comer. Y, a la hora del partido – a media tarde – evita snacks y aperitivos, llenos de azúcares y sales.

Recuerda que sólo es un partido de fútbol. La tensión vivida durante ‘El Clásico’ aumenta las posibilidades de sufrir un infarto. El riesgo coronario no depende tanto de si tu equipo tiene más o menos probabilidades de ganar sino de la emoción del partido. Un penalti o una expulsión aumenta más el riesgo de un episodio cardíaco que una victoria o una derrota.

En caso de antecedentes o problemas cardíacos, sigue adecuadamente el tratamiento médico específico. No olvides que el riesgo cardiovascular es más elevado desde varias horas antes del partido hasta dos horas después del mismo.

En resumen, no te dejes llevar en exceso por las emociones, pues los mecanismos que hacen que un partido sea emocionante y placentero son los mismos que lo pueden hacer dañino, e intenta no abusar de actitudes perjudiciales para la salud como el tabaco y el alcohol. EFE