La página web que tiene a Obama en problemas

No es muy común que el gobierno de Estados Unidos tenga que lanzar una estrategia política y mediática para hablar de las fallas técnicas de una página web.

Pero precisamente eso es lo que está ocurriendo en Washington, donde el presidente Barack Obama y su equipo de gobierno han tenido que salir una y otra vez a defender uno de sus proyectos bandera -la ambiciosa reforma a la salud, conocida como Obamacare- que ha ocupado el debate político durante todo el mes.

Desde que se serenó la tormenta por el cierre del gobierno y el posible default, en el que la reforma jugó un papel clave, la polémica se ha centrado en la página www.HealthCare.gov: uno de los eslabones de Obamacare y la puerta de entrada para muchos de los interesados en adquirir un seguro médico, que ha sido el objeto de todo tipo de quejas de parte de los usuarios y los aseguradores.

Quizás en un contexto distinto y menos polarizado esto habría quedado como un problema típico del comienzo de un programa masivo y complejo, cuya página web fue creada por 55 contratistas, se comunica en tiempo real con 112 sistemas diferentes y recibió en los primeros diez días más de 14 millones de visitas únicas, según el gobierno.

Pero a la luz del cisma que reina en el Capitolio y en un país ampliamente conectado a la red, el mal funcionamiento informático de la página ha tomado inequívocamente un cariz político.

Así, mientras Obama ha tratado de minimizar el impacto de las fallas, para quienes se oponen a Obamacare la página se ha convertido en un símbolo de lo que consideran son los problemas más generales de la ley.

Para ahondar en esta controversia, BBC Mundo habló con funcionarios del gobierno en la Casa Blanca, así como con expertos en la informática de la salud.

La ley y la página
El pasado primero de octubre, cuando entró en vigor la parte clave de la ley que reforma la salud, se hizo patente la que se considera es la mayor ampliación de un programa social del gobierno federal en medio siglo.

Pero a diferencia de reflejar este momento que el gobierno calificó de “histórico”, la atención pasó con el paso de los días a la página web que le sirve de soporte. Primero fueron las quejas de usuarios y aseguradores por su mal funcionamiento. Luego se conocieron las revelaciones de que el gobierno la lanzó a pesar de que conocía las señales de alerta.

Para ver el artículo completo entre aquí