Las zonas erógenas que estás descuidando

Seguramente les ha pasado que después de mucho tiempo de estar con la misma pareja encuentran el “modo” de darse placer. De pronto los días que tienes prisa o sueño sabes exactamente qué botones presionar para pasarla bien y no perder tiempo en intentar cosas diferentes. Esto es normal, pero también es bueno de vez en cuando tomarse el tiempo de intentar algo nuevo en la cama para darle variedad a la vida y tal vez descubrir algo sorprendente.

Actitudfem

Por eso creamos esta lista de zonas erógenas que tal vez no estás explotando al máximo. Considéralas la próxima vez que tengas tiempo para ponerte romántica y si tienes otros tips no dejes de compartirlos con nosotras.

1. El cuello

Ah, el cuello es algo maravilloso. Justo debajo del cabello una caricia, un poco de aire o un beso bien dado pueden volverte loca. Inténtalo en tu pareja, pídele que lo haga contigo, es una sensación inigualable.

2. La espalda baja

Seguramente esto no le pasa a todas las mujeres, pero la espalda baja es una zona en la que una caricia puede dar un poco de cosquillas, pero no de estas cosquillas incómodas que quieres que se terminen, sino de las que esparcen una curiosa sensación de calor directamente hasta donde más lo necesitas. Como tip, bajar del cuello a la espalda es un súper turn on.

3. Las rodillas

La suave piel detrás de las rodillas es particularmente erótica, especialmente si besarla o acariciarla es un preámbulo para el sexo oral.

4. Las manos

Las manos, los dedos y las muñecas pueden ser muy sensibles y eróticas si las acaricias correctamente. Besa sus dedos, pasa tu lengua por la delicada piel de las muñecas, presiona la palma de sus manos con tus pulgares…

5. Los pies

No estamos hablando de fetiches, sino de las sensaciones que te puede provocar un masaje de pies. Con un poco de aceite o crema y la presión adecuada puede ser una experiencia muy sensual.


Actitudfem