Ya tienen los nombres de los lanzadores del 4to juego de la Serie Mundial

 

Los mánagers Mike Matheny y John Farrell confirmaron este sábado a los lanzadores Lance Lynn y Clay Buccholz para el Juego 4 de la Serie Mundial de béisbol este domingo en el Busch Stadiun de St. Louis, que dirimen Cardenales y Medias Rojas de Boston.

AFP

El tope, al mejor de siete juegos, se encuentra empatado a un triunfo por bando, con una victoria de ´patirrojos´ 8×1 en el primero encuentro y de 4×2 de Cardenales en el segundo.

Tanto Matheny como Farrell son pilotos debutantes en un ´Clásico de Octubre´, pero con muy buen tino, sobre todo en el manejo de los lanzadores, factor muy importante en estas series cortas.

Matheny decidió enviar al montículo para ese encuentro a Lynn, mientras que Farrell se inclinó por Buccholz, quien tuvo que rodar la apertura por un pequeño problema en el hombro.

Matheny podía abrir con su as Adam Wainwright de haber estado abajo 0-2 en la Serie, pero como el tope está empatado 1-1 contará con Lynn, quien ganó 15 juegos en la temporada regular.

Wainwright abrirá el Juego 5 por San Luis el lunes, con sus acostumbrados cuatro días de descanso.

“Si estás en una situación en que es un juego de eliminación, típicamente le das la oportunidad a tu as, pero no es el caso¨, subrayó Matheny. “Ahora mismo vamos a ir por Lance”, agregó.

Lynn arrancó mal esta postemporada, siendo apaleado por los Piratas en el Juego 2 de la Serie Divisional, pero después se repuso en la Serie de Campeonta contra los Dodgers al vencer sin conceder carreras en dos inning de relevo y volvió a derrotar al conjunto angelino en el Juego 4 como abridor.

Por su parte, el espigado lanzador Buccholz ha sido una interrogante para esta serie, ya que viene sufriendo una fatiga en el hombro de lanzar, por lo que su mánager decidió pasarlo de turno un día más.

La decisión de Farrell para utilizar a Buccholz se basó en que el último entrenamiento el viernes lanzó en terreno plano a una distancia de 100 pies sin problemas.

Buchholz tuvo registro 12-1 y efectividad de 1.74 en la campaña regular, pero se perdió más de tres meses de acción debido a una lesión en el cuello.

En tres aperturas en esta postemporada, Buccholz presenta un elevado promedio de 5.40 en efectividad en 16.2 innings, en los que ha permitido tres jonrones.

El destacado lanzador había dicho que tenía el ´brazo muerto´, un término que se utiliza para cuando pitcher pierde fuerza en su brazo por un tiempo determinado.

Buccholz parece haber llegado al final de la temporada un poco cansado, ya que en el último mes los rivales le batearon para .529 de promedio, algo muy poco usual en él, ya que ha sido un pitcher muy dominante.

AFP