Alberto Franceschi: Sobre las últimas trastadas del “auto-suicidio” de Colacho

Vengo oyendo hace varias semanas, a los más importantes voceros económicos del gobierno y particularmente a Ramírez, el zar de PDVSA y socio de los “bolichicos” prometiendo que va a liquidar el dólar paralelo, que lo va a siquitrillar, y confieso que solo me embarga el desconcierto, al darme cuenta que estamos en manos de alguien que anda en plan de querer convencer que el derrotará la ley de gravedad o las mareas, a menos que las decrete existentes e irreversiblemente dominantes, como resolvió aquel rey Canuto de la fábula.

A ver señores del gobierno: ¿cuándo entenderán que manejan un país capitalista, a pesar de ustedes?. Porque, aun cuando no lo fuere, en el diseño y funcionamiento de un aparataje estatista que ahogue el mercado, como fue la URSS y aun Cuba, se ve que nunca leyeron o les explicaron que el mercado llamado “negro” termina derrotando la estupidez de querer imponerle una camisa de fuerza, a lo que sin duda alguna es una conquista de la civilización humana, tras 8 millones de años, desde que en el trueque primitivo entre homínidos, cuando comprendieron que mejor que saquearse harían trueque, y el valor de una cosa demasiado necesaria equivalía a varias otras de menor uso o requerimiento.

Hace unos 6000 años la acuñación de monedas de oro, hizo equivalentes en variables cantidades de ellas, los valores de todo lo que intercambiaban antes por sacos de sal (salarios) especies etc, y ni aun Chávez, hace pocos años, lo digo por lo de galáctico, supremo, eterno, Cristo y Bolívar reencarnado etc, pudo borrar esa conquista del género humano, creyendo que podía usarse las monedas virtuales del trueque con papelitos, que duraron algunas semanas de Alós Presidente.

A ver, ignorantes de siete suelas, ¿No saben acaso que ustedes mismos han sobrevivido políticamente y estafado este país por 15 años y particularmente los últimos 10, por haber disfrutado de precios petroleros rondando los 100 dólares, en lugar de los 8 por barril obtenidos en los años de Caldera?

La única medio excusa que tienen, propia no de ignorantes sino de ágrafos, es haberse creído la rolitranco de coba que Chávez y que fue quien logró esos altos precios.

A ver Ramirito, tu si debes saber lo que es precio de reposición. Si vives de producir o comerciar lo que será tu precio, debe cubrir no solo la ganancia con respecto a tu costo si eres productor y con más razón si eres comerciante, que debe volver a transar, a comprar el producto, al precio que te lo venderán y que se come tu ganancia anterior, que para hacerla inteligible y estable en medio de inflación automáticamente te vas a la expectativa del nuevo precio que refleje la volátil moneda local arrinconada por la moneda real y sólida, en este caso el US$, por no hablarles del Remimbi chino aún más revaluado.

No les hablaré del precio de los cárnicos o de la harina Pan, de alto consumo de insumos subsidiados con dólar a 6,30 Bs, donde mis nietos pagarán todavía 20 años después, estos disparates, porque ustedes nos endeudan masivamente en dólares, que luego venden ridículamente baratos, pero que fugados le permiten que los bolichicos importen, ganándose la tajada del león, o que va a las inmensas cuevas que están abriendo entre la Petroquímica de Morón y Boca de Aroa, para enterrar, o donde ya enterraron, centenares de containers en otro gigantesco Pudreval.

No puede ser que Maduro y Ramírez no entiendan que el valor de reposición es una percepción ligada a la expectativa de la devaluación REAL del Bolívar frente a un Dólar que de ser escaso, pasó a ser ESCASISIMO, y que se hizo de precio obscenamente especulativo, llevando a pulverizar la masa salarial que ahora tiene un valor que tiende a CERO.

Y eso es lo que “les tumbará una madrugada de estas”, porque es vuestra peor cadena de disparates. Y lo digo así, porque ustedes no cometen errores sino cadenas de disparates, siempre originadas en esa mamarrachada ideológica que supone que nuestro interés pueda ser pelear contra el mercado, contra el capital, contra USA y ejerciendo de abogados de la haraganería nacional, de los Pranes, del bochinche, del saqueo, de la infamia de cortar las vías que revientan al pueblo, sembrando el caos, etc, todo para mantenerse en el poder y en la última etapa ridículamente a nombre de fantasmas.

Hay otra cosa que ustedes tampoco entienden, y es algo que Ali baba no practicaba porque en su cueva solo habían prendas y piezas preciosos y oro, aunque quizá si tenían un departamento de perecederos como sacos de Canela, tomillo, incienso, mirra, etc.

Se llama señores: VALOR REFUGIO. La gente no consigue como defender sus haberes expresados en dinero sobrante de su consumo, ganado limpiamente o fraudulentamente si es que estudiamos los haberes de la clase política gobernante y sus 300.000 beneficiarios directos.

El oro ha caído de precio y ustedes lo saben, pero falsean las cuentas porque lo que fue un acierto antes, cuando Chávez compraba oro para las reservas hace años, en precio al alza, y diríamos, especulábamos con nuestras reservas haciéndolas previsivas y más sólidas, ahora se transformó en calamidad, ante la pérdida de más de un tercio del valor de esas reservas en el mercado de metales.

Entonces señores el valor refugio por excelencia en detrimento del oro es: o billetes de dólares u obras de arte, antigüedades etc. En nuestras latitudes bolivarianas también se trata de comprar carros, TV plasma etc, y mientras ustedes se mantengan gobernando contra la voluntad nacional, la tendencia natural, en medio de esta inflación galopante, es buscar valores refugios, para dar garantía a los ahorros muchas veces de toda la vida, y es ese el principal aliciente para pagar lo que sea por el Dólar prohibido… es decir cada vez más atractivo.

Y cuando ustedes insisten en la perseguidera de los tenedores y buscadores de dólares y terminarán entonces por allanar miles de casas para escarbar entierros en los patios y jardines, provoca preguntarles: ¿Vas a seguir Colacho, vas a seguir Rafaelito? ¿Porque no haces lo lógico, como el rey Canuto y ordenas el flujo y reflujo de las mareas cada mañana y cada tarde?

Es absolutamente cierto que hay especulación con el valor del dólar, pero le tengo la mala noticia a Ramírez que es tan “real” su precio como sus canas que no te lo han enseñado. Por la sencilla razón que si no lo consiguen pagaran por esos dólares lo que te pidan, sobre todo en un país donde ustedes resolvieron saturar de dinero inorgánico y de una masa liquidez absolutamente innecesaria, a no ser por la ignominiosa decisión de manejarse con miles de millones de bolívares en billetes en efectivo, como lubricante cotidiano de las infinitas corruptelas del gobierno chavista, que huye de los controles como de la peste, solo que en sí mismo ese delito masivo, que viene desde los primeros días del régimen chavista, ya se hizo tan incontrolable como la estupidez de funcionarios redondeándose semanalmente fortunas en coimas, que creen que el resto de los venezolanos puede vivir con 3 mil bolívares para pagar una cesta alimentaria que ronda los 13 mil.

Si no quieren soltar la enorme teta política del “control de cambios”, que de todas maneras se derrumba por falta de dólares, dadas las bestiales ineficiencias y despilfarros del gobierno madurista y de PDVSA, amén de la chulería de la pandilla de los Castro que les “manayea” diariamente, deberían entonces, si quieren durar unos meses más en el poder, aceptar la fatalidad que NO PUEDEN SEGUIR PERSIGUIENDO a los tenedores de dólares.

Resuélvanlo a lo Canuto, decreten las mareas, NO penalicen ni la tenencia ni las transacciones en dólares, hagan exactamente lo mismo que los CASTRO, asuman el bimetalismo de en su versión por lo menos más primitiva: dejen que existan y circulen libremente las dos monedas, la real el dólar y la que están a punto de convertir en ficticia: el Bolívar antes llamado Fuerte.

Si tuvieran un gramo de sesos llegarían incluso a declarar legales las cuentas en dólares depositado0s en bancos en territorio nacional y las declararan intocables y respaldadas por reservas colocadas en bancos de Europa, Hong Kong y New York.

¿Qué temen, la devaluación? Pero si ya existe de hecho para millares de productos en voraz inflación de precio, persiguiendo el valor del dólar paralelo.

Lo que NO VA JAMAS a funcionar es exactamente lo que están haciendo. ¿Quieres mantener a una gran clientela popular con los Mercales y Pudrevales, tus bicentenarios etc? Bueno, entonces repartan los carnets que oficializan que solo comen los miembros del partido que hagan colas frente a esos establecimientos.

Les pronostico que será el mayor partido del tercer mundo, pero existirá por pocos meses, porque todos nos inscribiremos, pero no todos nos calaremos las colas y haremos motines día y noche, hasta que se acabe esta rochela estatista de manipular el hambre de la gente, para poder ustedes seguir con esta macabra economía de burócratas, ahítos y buchones en dólares CADIVI, mientras el país se entierra en la miseria más abyecta.

Estoy convencido como muchos, que con las últimas medidas es posible que el gobierno haga frenar los precios de muchos negocios que a riesgo propio, como DAKA, quienes deben haberse hecho vulnerables al olvidar pagar en dólares las coimas del mes.

Eso quizá moderará el ímpetu de compras del Dólar A COMO ESTÉ, para traer equipos-mercancías y ello puede bajar la demanda, y hasta por unos días o semanas rebajar el precio especulativo de muchos de esos productos, que pasan ahora a estar bajo “precios policiales”, por definición venales, pero me queda la duda, si sigue como seguirá la penuria cada vez más aguda de dólares, más que nunca buscados como valor refugio, ante la inminencia del colapso político y del sistema financiero de esta economía vudú, la duda decía, si más bien no asistimos a la auto-estocada final del régimen, disparando por su torpeza congénita a 100.000 ó 200.000 Bolívares la unidad US$. Yo viví eso en argentina con la hiperinflación de 1982. Ganaba en un mes 600 dólares y a los seis meses solo 20 dólares, en el mismo empleo, pero comía más “bifes de primera”, cuando ganaba la cifra exigua en dólares, pero millonaria en pesos, EL ABSURDO SE INSTALA.

Cuando las monedas se pulverizan y ese es nuestro caso aceleradamente hoy, siempre habrá que rehacer el sistema con otra, basada en el valor real, y el dólar entre otros es un equivalente que solo los maduristas se niegan a comprender. Como será de cierto esto, que hasta Chávez lo tomaba algo en cuenta y las fortunas de la boliburguesía están depositadas en dólares, sino pregúnteles a los bolichicos, ahora mil millonarios en dólares y también en propiedades inmobiliarias a ambos lados del Atlántico y en obras de arte por si acaso.

Bien señores del gobierno, como veo que es inútil alertarles sobre sobre vuestro suicidio programado, ojala se les alumbre, aunque sea por segundos el entendimiento, y dejen en pie algo del mercado, para hacer fácil su plena recuperación con transparencia, y gobernabilidad con seguridad que es la primera necesidad de este país, luego vendrán los lujos de la democracia que no podrá ser para las elites de ayer y de hoy, sino para los ciudadanos de verdad, cuya convivencia habrá que construir, para hacer viable un país de orden y progreso, donde las libertades comiencen por tener el derecho a disfrutarlas, sin un calamitoso sistema de gobierno donde se olisquea la inminencia de la barbarie en cada nuevo mínimo espacio tiempo que transitemos.

“Colacho” para mí que eres víctima de una colosal conspiración: a quienes nos duele el país estamos obligados éticamente a decírtelo, por encima de nuestra propia conveniencia política. Están llevándote al suicidio. Todo lo que has hecho y dicho, en materia económica en lo que va de tu mandato, pero sobre todo en las últimas semanas, solo puede tener como resultado el colapso de tu gobierno. Pero como quiera que no representas tu persona, sino un oprobioso sistema de corrupción y opresión política, no nos estas dando otra opción que celebrar tu “auto-suicidio” político y el estruendoso final con fanfarria de tu fantasmal gobierno. Explícale a Chávez la próxima vez que se te aparezca, que empiezas a sospechar que lo que él te dejo fue una herencia envenenada.