Productos pesqueros subieron 97,2% en Eje Oriental en 10 meses

La inflación avanza sin freno impactando sin distingo todos los bienes y servicios que se ofertan en el país. Los productos pesqueros, incluso en una región costera como el Eje Barcelona – Puerto La Cruz, no son la excepción, donde el aumento de precios suma una escalada de 97,2% en lo que va del año, según reseña el diario El Tiempo

La estadística provista por el Banco Central de Venezuela (BCV) refiere que la zona metropolitana del estado Anzoátegui -una de las 11 estudiadas por el ente emisor- acumula hasta octubre un incremento de los rubros pesqueros por encima del promedio nacional (94,4%), e incluso la cifra (97,2%) es casi 10 veces lo que sumaba esta categoría en octubre del año pasado, cuando alcanzó 9,9%.

De acuerdo a la información oficial, Caracas es la localidad que mayor alza acumula en los productos procedentes del mar con 108,3%, mientras Mérida tiene el menor salto con 83%.

La escasez -que se situó en 22,4% el mes pasado- ha sido el principal combustible del espiral inflacionario. En el caso del pescado, el presidente de Fetrapesca, José Borregales, ha señalado que la situación es similar al resto de los alimentos, pues tras la eliminación de la pesca de arrastre -en 2008- la captura disminuyó mermando la oferta, con el agravante del aumento de los insumos para mantener las embarcaciones.

El informe del BCV muestra que la fuerte subida de los productos marítimos en Anzoátegui ha sido sostenida en lo que va de año. Sin embargo, en octubre registró la tasa más elevada de todo 2013, con una subida 9,9%, que a su vez es la segunda mayor alza en todo el territorio durante el mes pasado. Mérida lideró con 10,5%.

Si bien Anzoátegui, por ser estado costero, se ve eximido de aplicar complejos procedimientos de conservación de los productos marítimos (congelado y transporte), los precios no reflejan esta ventaja.

El director del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), Oscar Meza, explica que la Ley Socialista de Pesca -que suprimió la captura de arrastre- dejó a la deriva a los pescadores, pues éstos se quedaron esperando la conformación de unidades productivas y el financiamiento para mantener la actividad.

“Actualmente el sector apenas cuenta con los pescadores artesanales, los cuales no tienen la capacidad de surtir la demanda, ni siquiera de los estados costeros, potenciando la escasez y los precios”, dijo Mezza.

Para leer la nota completa entre aquí