Filipinas teme que haya 10.000 muertos por el tifón Haiyan

Foto EFE

El super tifón Haiyan (conocido también como Yolanda) que ha arrasado la región central de Filipinas, podría haber causado unos 10.000 muertos, según las previsiones de la policía del país asiático. Cientos de miles de personas han sido evacuadas de sus hogares. Las autoridades estiman que el mayor número de muertos se ha dado en la provincia de Leyte. “La devastación aquí es absoluta”, ha dicho el ministro de Interior, Manuel Roxas, tras llegar a Tacloban, la población más castigada por el fenómeno meteorológico, a unos 580 kilómetros al suroeste de Manila. La vecina isla de Samar también ha sido golpeada por el fenómeno, con 300 muertos y más de 3.000 desaparecidos. El Ejército ha comenzado las labores de rescate tras el paso del tifón, el más potente de este año en todo el mundo, el viernes por la mañana. El Pais

Además de las muertes provocadas por la caída de objetos a raíz del fuerte viento, con rachas superiores a los 300 kilómetros por hora, una repentina subida de la marea y el fuerte oleaje, similar a un tsunami, parece haber sido la causante de la mayoría de decesos. “El agua era tan alta como un cocotero (…) mientras éramos arrastrados por el agua, vi entre los escombros a mucha gente levantando sus manos y gritando por ayuda”, ha señalado al diario Inquirer uno de los supervivientes de la tragedia.

na espesa capa de barro, coches arrastrados por el agua, árboles derribados y escombros de casas y edificios destruidos son una constante en las imágenes que la televisión filipina proporciona sobre la situación de la ciudad, en las que se pueden apreciar cientos de cadáveres tendidos en las calles. “No hay electricidad, no hay agua potable, ni comida, nada. La gente está desesperada”, ha dicho el ministro filipino de Defensa, Voltaire Gazmin, tras comentar que el presidente del país, Benigno Aquino, se ha quedado “sin palabras” al conocer el alcance de la tragedia.

Unos 4,5 millones de personas de 36 provincias de Filipinas se han visto afectadas por Haiyan, de las que unas 330.000 se encuentran en los centros de evacuados, señala la agencia filipina. El ministro de Interior ha admitido las dificultades que están teniendo las autoridades para contabilizar los cadáveres y los daños producidos después de que numerosas líneas de comunicación hayan terminado destrozadas. Unos trabajos de reparación que tomarán al menos un par de días.

Alerta en Vietnam y China

La tormenta se dirige a Vietnam, donde las autoridades han iniciado la evacuación de al menos 100.000 personas. Está previsto que Haiyan llegue de lleno a las provincias centrales de Vietnam la mañana del domingo. La mayor parte de los evacuados vietnamitas provienen de las provincias de Da Nang y Quang Ngai, mientras el país ha declarado la alerta máxima ante la llegada del fenómeno meteorológico, informa el diario gubernamental “TuoiTre”.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, declaró el viernes tras una reunión de emergencia que a pesar de que el tifón llegará debilitado, aún tiene fuerza para “complicar” la situación, por lo que se han tomado medidas de seguridad para “limitar las consecuencias en términos humanos y materiales”. La aerolínea estatal Vietnam Airlines avisó que varios de sus vuelos serán interrumpidos o cancelados el domingo.

China ha activado la alerta amarilla, la de tercer grado de gravedad, ante la inminente llegada del tifón Haiyan, cuya potencia se ha reducido de 5 a 4, que se espera que toque tierra a última hora del sábado en un punto de la isla de Hainan, en el sur del país asiático.