Madre oculta el cadáver de su hija en un oso de peluche

Una madre escondió por dos días el cadáver de su bebé en un oso de peluche para evitar ser culpada de la muerte de su propia hija, quien falleció debido a que padecía de una neumonía agravada y desnutrición severa. No se encontraron huellas de violencia física en la menor.

Luego de la muerte de su hija de apenas 7 meses de edad, Miriam Carolina Enríquez Martínez (19) denunció la desaparición de la pequeña mientras ella se bañaba en su casa ubicada en la localidad de Tlaquepaque, situada a las afueras de Guadalajara, en México.

Tras la denuncia, las autoridades activaron la Alerta Amber, el cual sirve para localizar de forma inmediata a los niños desaparecidos. Sin embargo, ante la sospecha de que la mujer estaría mintiendo, se le aplicó el detector de mentiras. No tuvo de otra que confesar su delito.

En ese sentido, la madre de la niña “falseó declaraciones ya que ella encontró sin vida a su bebé y ocultó el cuerpo. Está detenida”, escribió la fiscalía a través de su cuenta de Twitter. La madre enfrentará una pena de hasta cinco años de cárcel por mentir y por violar la ley en materia de inhumación de cuerpos.

Fuente: LaRepublica