Denuncian que consejos comunales obligan a vender bajo amenazas

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del estado Bolívar, Román Aziz, señaló ayer, que con las inspecciones se está obligando a los comerciantes en Heres a vender los electrodomésticos “muy por debajo” de los costos establecidos, sobre todo cuando son artículos que no están sometidos a control, publica Correo del Caroní.

La directiva del gremio visitó este martes Amar Center, uno de los comercios más concurridos, y amenazados con hechos violentos, en donde manifestó su preocupación por una situación que genera descontrol e incertidumbre en la población. Además, señaló que lo más preocupante es que los precios están siendo fijados, no por el Indepabis ni el Seniat, sino por consejos comunales, “bajo la amenaza de saqueos, de no aceptar”.

Explicó que este comercio está dentro del rango de ganancia permitida, entre el 10 y 12 por ciento, de acuerdo a la revisión de los organismos responsables. En el caso de esta tienda de línea blanca se registran pérdidas de 50% en cada uno de los artículos que ha vendido, señalando que sólo en un día registraron pérdidas que superan los dos millones de bolívares. Para este martes “ya asciende a la cantidad de 1 mil 500 bolívares (12:00 mediodía)”, dijo.

Advirtió que muchas de las personas que han acudido a los comercios vienen sin recursos monetarios, y llegan bajo el rumor de que prácticamente se está regalando la mercancía. Aclaró que “nada se está regalando, y tampoco se debe comercializar a un costo más bajo del controlado, pues, ningún comercio puede ser obligado a vender a pérdidas.

Comunicó que en el caso de Amar Center, el local ha sido conducido a la quiebra, y señaló que sus propietarios han manifestado la decisión de bajar definitivamente sus santamarías una vez que concluyan los operativos de ventas. “Van a cerrar prácticamente con la declaratoria de quiebra”, añadió.

Dijo que “ningún comerciante puede ser obligado a abrir sus negocios con estas condiciones, porque existe un temor de exponerse a actos de vandalismo, saqueos e incitación al desorden público”, haciendo referencia a la avalancha de personas pegadas a las puertas de varios comercios de línea blanca y electrodomésticos, y la presencia de personas que pretenden aprovecharse de las circunstancias.

El vicepresidente de Consecomercio, Juan Zakur, rechazó los actos vandálicos y violentos que se han registrado contra el sector comercio, y aseguró que “con la irracionalidad no conducen a nada positivo”. Subrayó que para el sector, es prioritario cumplir con los “precios justos” y garantizar a la clientela la mercancía necesaria para la temporada navideña. “Lo que queremos es que la situación de violencia no se siga repitiendo, ni en Valencia, ni San Félix y menos en Ciudad Bolívar”, dijo.