Tip gerencial del día: Como hacer un buen uso de las utilidades

 

Generalmente cuando recibimos un ingreso extraordinario o un bono, como las utilidades, la gran preocupación de muchos es encontrar la forma de sacar el mayor provecho de él, sin malgastarlo.  Esta preocupación es aún mayor cuando se vive en una economía marcada por la incertidumbre y con altos niveles de inflación, lo cual hace que el dinero pierda su valor rápidamente.

Ante este escenario, debes ser más disciplinado en relación a tus gastos, pensar rápido y hacer compras inteligentes. La norma principal que debes seguir, es evitar gastos innecesarios.

Al momento de recibir las utilidades, muchas personas ya tienen comprometido este ingreso por compromisos que fueron adquiriendo en el transcurso del año. Esto necesariamente no es malo, en especial si lograste adquirir activos, activos productivos o gastos necesarios.

Ahora, en caso de que seas un afortunado y tengas aún la disponibilidad de tus utilidades, es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones básicas para hacer un uso eficiente de tus ingresos:

Rebajar el saldo de tus deudas, esta es una buena oportunidad para mejorar tu situación financiera e historial crediticio. Recuerda que la regla de oro para unas finanzas sanas, es que como máximo destines el 35% de tus ingresos a cuotas mensuales de pago. En caso de estar sobre-endeudado, empieza por hacer una lista de tus deudas y dedica una parte del cobro de tus utilidades a reducir las que posean mayor tasa de interés, en especial la de las tarjetas de crédito.

Adquisición o renovación de seguros, en la actualidad estar asegurado es una obligación, pues los costos para atender una enfermedad puede impactar fuertemente tu presupuesto y tu patrimonio, por ello aprovecha para mejorar tu cobertura de riesgo (salud, vida y activos). En caso de ya contar con una póliza, destina una parte para su renovación. De esta manera obtendrás tranquilidad para el próximo año.

Adquisición de activos productivos, esto te permitirá proteger tu dinero de la inflación. Busca oportunidades en tu entorno que estén ajustadas a tu perfil de riesgo y experiencia. La inversión de tus utilidades la puedes realizar en varias áreas:

  • Emprendimiento, este puede ser un buen momento para iniciar tu proyecto, para ello considera asociarte con personas quienes posean intereses similares a los tuyos y en especial que puedan generar valor agregado para tener mayor probabilidad de éxito.
  • Educación, considera mejorar tus habilidades y destrezas invirtiendo en un post-grado, cursos de especialización o formación, etc., de esta forma podrás mejorar tu desempeño para conseguir mayores y mejores oportunidades.
  • Inversiones según tu perfil de riesgo, a pesar de las fuertes distorsiones que presenta Venezuela en el año 2013, no dejes de buscar oportunidades en activos reales como inmuebles o equipos de trabajo para tu negocio, reúnete con tu asesor financiero, incrementa tu fondo de inversión, también puedes pensar en ir acumulando para tu retiro, fondo educativo, fondo para tu  proyecto o un negocio a futuro.

 

Activos que mejoren tu calidad de vida, como la remodelación de tu vivienda familiar, adquisición o reparación de un vehículo, equipos de trabajo, etc. Los cuales puedes considerar completar su pago con una línea de crédito.

Realiza compras inteligentes, recuerda que estamos en una de la épocas más especiales para compartir y puede ser muy fácil pasarnos de la cuenta. La mejor forma de hacer compras inteligentes es realizar un presupuesto, fija un límite de lo que vas a gastar. Luego establece prioridades y revisa las mejores opciones que se acerquen a esa estimación. No salgas a hacer compras sin tener un plan y referencia de precios. No confundas gasto con inversión, aun cuando los precios se incrementan por el efecto de la inflación, evita las compras nerviosas, en especial de artículos o electrodomésticos que no necesites.

Fondo de emergencia, este fondo te permitirá afrontar cualquier imprevisto cotidiano o en el flujo de tus ingresos. La recomendación básica, es tener al menos, entre tres y seis meses de tus gastos fundamentales ahorrados. Recuerda, este fondo debe ser líquido, debe tener rentabilidad y debe estar protegido de la inflación.

Las utilidades son una excelente oportunidad para mejorar tus finanzas personales y calidad de vida. Esperamos saques el mayor provecho de ellas en el camino de tu libertad financiera.

 

Este artículo fue realizado por el Instituto de Finanzas y Empresas para el Blog de Bancaribe como parte de su programa de educación financiera.