Lester Toledo: Voto y Calle

Aun cuando los principales partidos de oposición, amalgamados en una tarjeta unitaria, no se contabilizaron de manera independiente en los recientes comicios municipales, hay resultados cuantitativos que no deben soslayarse. Voluntad Popular, por ejemplo, obtuvo 18 alcaldías, logro que cambió el mapa político en el país,  convirtiéndonos en la primera fuerza de la Unidad. De esas 18, 16 estaban en manos del Psuv. El haber logrado rescatar estos espacios es un claro indicio del éxito de la fórmula voto y calle, ya que los conquistamos con sentido de justicia social, defendiendo la voluntad popular manifestada en sitios donde nos querían torcer el voto y asumiendo los riesgos de combatir un gobierno corrupto, ineficiente y no democrático.

Ahora bien, no todo es logro, corresponde también abrirle espacio al análisis de la realidad, una realidad que nos grita en la cara que hubo un importante sector de venezolanos que no votó, y no lo hizo por error nuestro. Muchos no se expresaron por falta de confianza en el voto, ya que en abril dijimos que nos habían robado la elección, pero luego no se defendió esa voluntad. Si dices que te robaron la elección, debes actuar en consecuencia.

Corresponde ahora encausar y articular a este sector y recuperarlo con confianza en una dirigencia política que cree firmemente en una salida constitucional. Y esto pasa por organizar electoralmente a nuestra gente, pero también asumiendo la denuncia, revisando y corrigiendo nuestros errores, ejerciendo el derecho a la protesta y sobretodo defendiendo a nuestra legión de luchadores. Esa lucha por una Venezuela donde todos los derechos sean para todas las personas, la construimos sin abandonar el voto.

La lección aprendida de los resultados del 8D nos obliga a exigir desde Voluntad Popular la renovación de la dirigencia de la MUD – Zulia. Ya cumplió su ciclo, corresponde ahora fortalecer los espacios no obtenidos, con un criterio de amplitud, irreverencia, frontal y capaz de aglutinar fuerzas para enfrentar los nuevos retos.

Otra realidad es que en este Gobierno, para nada democrático, no hay separación de poderes, ni libertad de expresión, ni elecciones libres, ni justicia imparcial, es un régimen en el cuál se instauró el abuso del poder y la persecución política.

Por ende, desde Voluntad Popular estamos claros que la lucha debe estar dirigida a no permitir que este Gobierno dure otros cinco años, el pueblo no lo soportaría, por lo que hay que articular su salida, pues somos mayoría los que queremos un cambio.

Debemos entender que para superar este conflicto político nos corresponde asumir una lucha amalgamada, partidos y ciudadanía, comprometidos en dos acciones primordiales: Voto y Calle.

 

@LesterToledo