Neymar se empieza a sentir cómodo con el traje de Messi

La estrella brasileña Neymar, de 21 años, se ha encontrado con un reto; liderar el Barcelona durante la lesión de Lionel Messi, y el miércoles comenzó a sentirse cómodo en el traje del argentino, al lograr su primer triplete europeo ante el Celtic Glasgow (6-1) en ‘Champions’. AFP/ Por Jean DECOTTE

La lesión muscular del cuatro veces Balón de Oro, que le mantendrá lejos de los campos hasta 2014, supone una prueba de madurez para Neymar.

Después de un par de partidos que se saldaron con las primeras derrotas del curso del Barcelona (Ajax por 2-1 y Athletic por 1-0), surgieron las primeras dudas hacia Neymar por su escaso acierto ante la portería contraria.

Pero el exfutbolista del Santos respondió al miércoles con una actuación de las que acostumbraba cuando se convirtió en el jugador más popular de su país.

“Estoy muy contento por marcar mis primeros tres goles en la Liga de Campeones. Pero lo más importante es que el equipo juegue bien”, dijo Neymar al final del choque.

“Creo que Neymar ha ido mejorando durante este partido. Su gol le dio confianza y a partir de entonces mostró su mejor repertorio”, aádió el técnico del equipo azulgrana, el argentino Gerardo ‘Tata’ Martino.

Desplazado de su posición habitual en la banda izquierda al centro, en el puesto de ‘falso 9’ que suele ocupar Messi, el brasileño se sintió muy cómodo ante la defensa escocesa.

Regates, combinaciones, ruletas, disparos… El nuevo líder de la selección brasileña se desató ante el entusiasmo del Camp Nou, antes de llevarse a su casa el balón del partido, como manda la tradición cuando se logran tres tantos.

La explosión goleador de Neymar en menos de un cuarto de hora (minutos 44, 48 y 57) abre de nuevo el debate sobre si puede llegar a alcanzar el peso en la construcción y la definición que habitualmente tiene Messi en el equipo.

Pero el entorno de la formación azulgrana opta por alejar al jugador de la presión que supone ejercer semejante liderazgo.

Consciente del peso que tiene haber protagonizado una operación de 57 millones de euros y tras un año agotador en el que lideró a Brasil al triunfo en la Copa de las Confederaciones, Martino rebaja las expectativas sobre el brasileño.

“El año futbolístico de Neymar ha sido muy difícil. No es solamente lo que ha hecho con Santos sino la transferencia al Barcelona en el medio, una Copa de Conferedaciones donde ha sido actor principaliísimo del Brasil, llegar acá sin pretemporada, los viajes contínuos con su selección”, relató Martino.

“Para él no es un año en la mitad sino terminando, a lo mejor pide a gritos descansar algunos días. Seimpre tenemos la expectiva que después del parón de las fiestas él esté muy bien para la recta final”, avanzó el técnico.

Con un Messi restablecido y un Neymar descansado, el Barcelona debería tener dos líderes en plena forma para la recta final de la temporada 2013-2014… ¿Suficiente para conquistar una nueva Liga de Campeones?