Productores de caña en riesgo de perder cosechas

Foto El Impulso

Blas García, presidente de la Sociedad de Cañicultores del Turbio (Socatur), precisó que ocurre que, en principio, el central azucarero había anunciado el inicio de la zafra para el pasado 28 de octubre, pero, ante fallas mecánicas que se presentaron a lo interno, como fueron el deterioro, o desgaste, en algunas de las piezas de la maquinaria procesadora, dicho arranque se pospuso para el 18 de noviembre, lo que, a su vez, fue entonces aplazado para el 2 de diciembre, pero finalmente se arrancó fue el pasado 4 de este mes, publica El Informador.

“Hay un lamentable detalle y es que, en ese arranque, se deben moler 1.500 toneladas de caña por día, pero, hasta donde tenemos entendido, se están moliendo apenas
100 toneladas”.

Esta situación, destacó, ocasionará que el resto de alrededor de 25.000 toneladas del producto que han sido arrimadas por los productores entren en estado de fermentación, lo que hace que baje su porcentaje de azúcar, y, cause, subsecuentemente, una baja en el precio del producto, lo que, obviamente, es pérdida para el productor.

Ya hay pérdidas

Abundando en detalles, el también directivo de Socatur, Edgar Alvarado, precisó que “en este momento, ya tenemos pérdidas, que no podemos cuantificar ahora sino al final de la zafra, por cuanto, además, la caña que queda todavía sembrada en las fincas también va perdiendo grados de azúcar, y, obviamente, va disminuyendo su valor”.

Ante una pregunta, indicó que no son solamente los 580 cañicultores del Valle del Turbio afiliados a Socatur los que están corriendo “este serio y preocupante riesgo”, sino también numerosos otros productores de caña de zonas tales como Urachiche, Sabana de Parra, Yaritagua, Sarare y Ospino, y de una buena parte del municipio Morán del estado Lara, por cierto -dijo- la mayoría de ellos pequeños productores dedicados a la siembra del
rubro alimentario”.