Estrategia de la lealtad no terminó de convencer

Si bien la tesis del plebiscito no arrojó para la oposición los resultados deseados, el Día de la Lealtad y el Amor a Chávez tampoco fue un factor motivador para incrementar el voto oficialista, y así lo demuestran los niveles de participación por debajo del promedio nacional en las capitales ganadas por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y, sobre todo, la dura perdida para el Gobierno de la emblemática Alcaldía de Barinas, cuna de la revolución. laverdad.com / José Gregorio Martínez

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudio Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), señala sobre el Día de la Lealtad y el Amor a Chávez que “no hubo mayor efecto de esa proclama” el día de la elección, y que la movilización oficialista se debió básicamente a la estructura de la maquinaria. Aunque cree que la oposición no puede atribuirse los votos independientes y los números no le permiten a ninguno de los bloques adjudicarse la mayoría, el objetivo de movilizar a los electores se cumplió.

“Pareciera que no funcionaron ninguna de las dos estrategias, al menos no de manera total pero parcialmente algún efecto tuvieron. Fue evidente que no estuvimos frente a una elección municipal convencional. El peso del conteo nacional influyó en un amento de la participación en una elección de este tipo. La abstención opositora pudo haber sido mayor”.

Estima importante tomar en cuenta el factor local en muchos localidades y el caso de Barinas es uno de ellos. La baja participación en este municipio (52%) y la división oficialista le abrieron el camino a la oposición para imponerse en la ciudad llanera. La capital del estado que vio nacer al fallecido presidente Hugo Chávez no atendió al llamado de lealtad, pero más allá de eso, Alarcón cree que imperó el castigo a la gestión del alcalde, y no se debió a motivos de carácter nacional.

Para leer la nota completa pulse Aquí