Gustavo Coronel: El debate necesario es sobre el gobiernito, no sobre el aumento de la gasolina

Un debate sobre el aumento del precio de la gasolina no es necesario. Lo que es necesario es un debate sobre el gobiernito. Explico por qué digo esto:
Cuando se le regalan millones de dólares a Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. Cuando el 40% de las empresas que reciben dólares preferenciales han sido fantasmas, como lo admite el gobiernito. Cuando PDVSA está endeudada y mál gerenciada. Cuando el sector eléctrico está colapsado y no se consigue ni papel tualé en los mercados, no se justifica que el gobiernito nos pida un debate sobre el aumento del precio de la gasolina, que es apenas un elemento del conjunto y no sobre el conjunto.

Nadie puede negar que regalar la gasolina, tal y como lo hace el gobiernito, es inmoral y un acto de cobardía populista que ya tiene años llevándose a cabo en Venezuela. Venderla, al menos a un precio que recupere su costo de producción, no es algo que necesite debate. Es algo evidente. Pero lo que si es necesario debatir es el uso que el gobiernito le da a los ingresos de la nación. Porque si este régimen de ineptos y corruptos sigue desperdiciando el ingreso nacional en comprar satélites artificiales, misiles anti-aéreos y tanques rusos y tiene que importar gasolina de USA. Si este gobiernito sigue gastando miles de millones de dólares en propaganda para mantener en el poder a una pandilla de malandros. Si este gobiernito le sigue entregando unos tres mil millones de dólares al año a los hermanos Castro, entonces, señores, no hay mayores ingresos que valgan, siempre necesitarán más dinero para sus sinverguenzuras. El aumento del precio de la gasolina es un imperativo moral pero el gobiernito lo propone solo como una manera de obtener ingresos adicionales para seguir cometiendo sus locuras. Esa postura desvirtúa la intención, porque no responde a un deseo de sincerar la situación financiera venezolana sino a la necesidad de tener más ingresos, sin propósito alguno de enmienda.

El aumento al precio de la gasolina se puede y se debe hacer a la brevedad posible, pero acompañada, al menos, de las siguientes cuatro acciones por parte del gobiernito:

1. El cese inmediato del suministro de petróleo a Cuba, Nicaragua, Bolivia y otros países de la región bajo el inmoral subsidio actual,

2. El cese del corrupto sistema de control de cambio y el castigo a funcionarios públicos y empresas fantasmas que se han apoderado de miles de millones de dólares de manera illegal, caiga quien caiga,

3. El cese del endeudamiento de PDVSA y la inmediata renovación de la gerencia de la empresa, la cual ha mostrado ser corrupta e inepta.

4. Un cambio en la postura autoritaria y abusiva del gobiernito y el castigo a los corruptos enquistados en sus filas.

En conclusión:

Un cambio en lo que ha sido una postura de este régimen por 15 años y de gobiernos que lo precedieron en lo relacionado con el precio de la gasolina es imperativo, pero debe tomarse de manera concurrente con cambios fundamentales en la actitud manirrota del gobiernito, no como un hecho aislado. Los partidarios del gobiernito no lo aprobarían porque lo verían como una acto de traición a sus deseos de seguir viviendo a base de las dádivas del régimen. La oposición no lo aprobaría porque lo verían como un hecho aislado y no como prte de un conjunto de cambios actitudinales necesarios por parte del régimen.