Registra el mundo entero para ubicarla y cuando lo hace, ella “desaparece”

Un joven neozelandés que pidió ayuda a través de internet para encontrar a una norteamericana, sufrió un revés al enterarse de que la muchacha, ante el ciberacoso, borró todas sus cuentas en redes sociales.

Dice el dicho: “Cuidado con lo que deseas, porque se te puede hacer realidad“. Algo así le sucede a un joven de Nueva Zelandia, quien tras lanzar una petición en Internet para ubicar a una muchacha de quien sólo tenía un nombre y una foto, la encontró… sólo para volver a perderla.

Reese McKee, de 25 años, ganó miles de seguidores cuando publicó una foto de “Katie“, junto a su historia: ellos bailaron toda la noche en diciembre pasado, la noche de Año Nuevo. La joven sólo le dijo su primer nombre y señaló que vivía “en DC” (el Distrito de Columbia, en Estados Unidos, donde se encuentra la capital, Washington). Además, asegura, “Katie” se habría despedido con una invitación: “Encuéntrame”

McKee reveló que los detectives en línea, en efecto, encontraron a la chica. Pero la acosaron con tantos mensajes que ella borró todas y cada una de sus cuentas de redes sociales en cuestión de horas.

Por su parte, el joven también borró el evento que invitaba a buscar a la joven. “Lo de Facebook se estaba yendo de las manos. Estaban empezando a infringir otras personas. Ellos rastrearon a todas las “Katies” en el área de DC, lo que es un poco mucho”, dijo McKee, agregando que no se ha acercado a la chica; está esperando que el furor online se apague.

Mientras que la historia ha recogido atención internacional – así como las preguntas sobre si es o no es un engaño – la misteriosa Katie aún no ha sido identificada.

Fuente: Dailymail