Deuda venezolana, la carga del futuro

(Foto AFP)

El endeudamiento creció 165 por ciento en los últimos 15 años, pese a los elevados ingresos petroleros que obtuvo el país. Conindustria estima que ante la dependencia hacia el petróleo difícilmente se podrán generar divisas par cubrir necesidades y pagar las cuentas, por lo que el Gobierno tendrá que recurrir a más impuestos, publica La Verdad.

Por Daniela García / Maracaibo / dgarcia@laverdad.com

Enormes ingresos petroleros obtuvo Venezuela durante los últimos 15 años, pero los mismos no sirvieron para saldar las cuentas del país, por lo que ahora la situación financiera es compleja.

Entre los años 1999 y 2012, el país obtuvo 698 mil millones de dólares gracias a la venta de crudo, cifra sin precedentes en la historia, de acuerdo con los números de la Confederación Nacional de Industriales (Conindustria)

Pero los elevados recursos no fueron aprovechados para cancelar las deudas, sino que, por el contrario, las mismas aumentaron, según el último Informe de Coyuntura Semanal presentado por la organización empresarial.

Los compromisos de Venezuela -que incluyen los externos y los internos- pasaron de 39 mil 911 millones de dólares en 1998 a 105 mil 779 millones de dólares al cierre de 2011, un incremento de 165 por ciento.

En detalle

Cifras del Ministerio de Finanzas revelan que al cierre del año pasado la deuda pública interna se ubicó en 60,3 millardos de dólares (380 mil 235 millones de bolívares al tipo de cambio oficial).

El Gobierno utiliza el instrumento para financiar misiones, como la de Vivienda, y gasto corriente como el pago de pensiones a través del Instituto Venezolano de Seguro Social.

En el caso del endeudamiento externo, los números del despacho de Finanzas para finales de 2012 se ubicaron en 45,4 millardos de dólares.

Básicamente el crecimiento de las cuentas por pagar en divisas obedece a que el Gobierno disparó el gasto hasta niveles que rebasaron al ingreso petrolero y la recaudación del Seniat.

Los números solo consideran los compromisos del Ejecutivo, no incluyen los de Petróleos de Venezuela (PDVSA), las cancelaciones pendientes por nacionalizaciones de empresas y financiamientos de China.

Cálculos de Conindustria indican que la deuda externa creció 88 por ciento entre 1998 y 2012, mientras que la interna se incrementó en mil 331 por ciento en el mismo período.

Las cuentas

El endeudamiento equivale a 35 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), frente a una estimación de que el mismo se encuentra en 300 mil millones de dólares, según cálculos de la organización empresarial.

“Existe otro conjunto de pasivos externos que comprometen la capacidad de pago del país, como la deuda de PDVSA y los compromisos con China, que hace que la relación entre compromisos y PIB aumente unos 20 puntos -a 55 por ciento-“.

Conindustria considera que uno de los endeudamientos más peligrosos, que implica un crecimiento del dinero en circulación y presiona la inflación, es el que acumula PDVSA con el Banco Central de Venezuela (BCV), que se ubica en 411 mil 216 millones de bolívares -65 mil 272 millones de dólares-.

“Difícilmente un país que depende en 96 por ciento de las exportaciones petroleras podrá generar divisas adicionales para sus necesidades reales y para reducir gradualmente sus cuentas por pagar. A mediano plazo, el Gobierno necesitará acudir a nuevos impuestos para financiar su funcionamiento”.

Aumento de la deuda

1999   39.911

2000   40.820

2001   39.543

2002   38.790

2003   39.213

2004   42.972

2005   44.820

2006   41.835

2007   56.401

2008   65.665

2009   80.288

2010   92.843

2011   104.481

2012   105.779

* Miles de millones de dólares