Asesinan a trabajador del Metro de Maracaibo para robarlo

Foto La Verdad

Un teléfono inteligente selló el destino de Oswaldo José Quintero, de 28 años, quien hace ocho días se negó a entregar el aparato a unos delincuentes. Por nervios o valentía él se opuso al robo y los atracadores le propinaron dos disparos en el pecho y en la cabeza sin mediar palabras, según publica el diario La Verdad.

El hecho ocurrió en las inmediaciones de la estación del Metro de Maracaibo El Varillal, en la calle 100 de Sabaneta, parroquia Cecilio Acosta, en Maracaibo. Tras malograr al joven trabajador de la empresa de transporte masivo los delincuentes huyeron del sitio por la orilla de una cañada que se encuentra a una cuadra del lugar del crimen.

Los disparos provocaron daños severos en la humanidad del joven, quien fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica en la calle 85 de la capital marabina. Lo remitieron a otra sala intensiva en un centro asistencial del sector Amparo, donde murió ayer a las 8.00 de la mañana. Sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Quintero regresaba a su puesto de trabajo luego de almorzar en la casa de su hermana quien vive en el conjunto residencial El Varillal, situado al lado de la estación del Metro, cuando el homicida y su cómplice lo interceptaron. Solo tenía un mes trabajando como conductor de los autobuses del Metro.

Sus homicidas continúan en libertad pero la Policía científica se encuentra trabajando en el caso para dar con su paradero. La Verdad